Cuida tu dieta si practicas deporte

'Para que voy a controlarme, ¡si luego lo voy a quemar en el gimnasio!'. Seguro que sin darte cuenta tú también has pronunciado alguna vez esta frase. Y lo cierto es que no es malo que un día te comas un cruasán o un bocadillo de salchichón. El problema llega cuando esta actitud se convierte en la norma y uno empieza a comer cualquier cosa por el mero hecho de hacer deporte.
Anabel Fernández -
Cuida tu dieta si practicas deporte
Cuida tu dieta si practicas deporte

'Para que voy a controlarme, ¡si luego lo voy a quemar en el gimnasio!'. Seguro que sin darte cuenta tú también has pronunciado alguna vez esta frase. Y lo cierto es que no es malo que un día te comas un cruasán o un bocadillo de salchichón. El problema llega cuando esta actitud se convierte en la norma y uno empieza a comer cualquier cosa por el mero hecho de hacer deporte.

Porqué debes comer bien si practicas deporte.


Pasarte el día entrenando para conseguir tus objetivos y no hacer caso a tu alimentación es como entrenar a medias. Para que el cuerpo funcione correctamente necesitas que reciba la energía y los nutrientes necesarios. Y no es lo mismo aportar las calorías que necesitas a base de verdura, fruta, productos integrales o pescado, que a través de bollos, pizzas y beicon. Tu cuerpo, por mucho que quiera, no funcionará igual.

La alimentación, además de otros aspectos como el sueño, una correcta recuperación, etc. son lo que se llama el entrenamiento invisible y los tienes que ver como algo más a tener en cuenta a parte de tu rutina o tu planificación deportiva.

Perder peso.


Si tu objetivo es perder peso, llevar a cabo una alimentación de calidad es aún más importante. Evidentemente, en una dieta equilibrada todo tiene cabida, por lo que comer algún 'caprichos' de vez en cuando es posible. Pero cuando se trata de reducir las calorías, también hay que reducir los 'caprichos': lo que no debes hacer es privar a tu cuerpo de otros nutrientes necesarios por comerte un trozo de pastel.

Si las pocas calorías que tienes que aportar se basan en alimentos de mala calidad, ni rendirás ni conseguirás bajar de peso. Lo más seguro es que acabes aportando más calorías de las que necesitas, ya que estos alimentos suelen ser también alimentos de “alta densidad calórica”; es decir, alimentos que aportan muchas calorías en poco volumen. Y lo que buscamos cuando hacemos dieta es todo lo contrario, alimentos de “baja densidad calórica” como las frutas o las verduras.

El placer de 'lo prohibido'


A la hora de hacer dieta (para perder peso o equilibrada), hay ciertos alimentos que debes evitar si tu objetivo es comer sano. Y esto no es malo, sino todo lo contrario porque te da la oportunidad de disfrutar todavía más. Ya lo dijeron Jordi Cruz, el último retado de Men's Health, o Jordi Martínez, el director de la misma, tener que moderar o restringir ciertos alimentos hace que luego los disfrutes más cuando te los comes. ¿O me dirás que disfrutas lo mismo comiéndote una pizza cada día o haciéndolo una semana después de estar entrenando al máximo?

 

Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...