Cuidado con los cambios de pala en el padel

En los últimos torneos de padel que se han jugado en nuestro club se ofrecían palas nuevas para probar, algunos jugadores cometen el error de usarlas para jugar partidos y terminan el torneo con dolor e inflamación en el codo.
Nacho Muro -
Cuidado con los cambios de pala en el padel
Cuidado con los cambios de pala en el padel

En los últimos torneos de padel que se han jugado en nuestro club se ofrecían palas nuevas para probar, algunos jugadores cometen el error de usarlas para jugar partidos y terminan el torneo con dolor e inflamación en el codo.

Ya explicamos en artículos anteriores como en padel y tenis, la musculatura se adapta a la pala y a la técnica de juego, y que cambios de peso o dureza de la pala necesitan de una nueva fase de adaptación y pueden ser causa de problemas.

El problema más frecuente se observa en las palas "heredadas", esas que pasan de marido a mujer, aunque la pala sea de alta gama no significa que sea la ideal para una mujer con menos fuerza y un juego distinto. He visto muchas lesiones por jugar con una pala demasiado dura o pesada.

En este caso, el problema se produce por usar una pala con diferente amortiguación del golpe directamente en varios partidos. Una pala nueva con una sensación de que la bola sale más rápida, se usa de forma continuada para jugar, sin pasar una fase de adaptación, y nuestro codo trabaja con una tensión diferente y termina doloroso e inflamado.

Recomendamos que los cambios de pala sean progresivos y se usen al principio en entrenamientos o partidos de baja intensidad para adpatarnos a las nuevas características. Un saludo; Nacho Muro

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...