La Jean Bouin y mi ácido láctico

Esta mañana hemos disfrutado de una gran carrera en Barcelona, la clásica Jean Bouin. Me ha sorprendido el enorme número de participantes, y cuando estábamos ya en la zona de salida todos bien apretaditos una amiga me ha comentado "no te preocupes que somos muchos pero al final corres tu solo".
Nacho Muro -
La Jean Bouin y mi ácido láctico
La Jean Bouin y mi ácido láctico

Esta mañana hemos disfrutado de una gran carrera en Barcelona, la clásica Jean Bouin. Me ha sorprendido el enorme número de participantes, y cuando estábamos ya en la zona de salida todos bien apretaditos una amiga me ha comentado "no te preocupes que somos muchos pero al final corres tu solo".

Y así ha sido, nada más salir he perdido de vista a cualquier conocido que tenia cerca. La primera curva me ha recordado a una mezcla de los SanFermines y película de Bruce Lee, pero afortunadamente la situación ha mejorado a medida que ibamos pasando kilómetros.

Un clima perfecto, fresquito pero no frio y no llovía, estaba tan a gusto corriendo, rodeado de gente si, pero a mi aire, solo.

nov 002 copyHasta que hemos llegado al kilómetro 9 y se ha presentado un viejo amigo que hacia mucho que no me encontraba: mi ácido láctico. Acostumbrado a entrenar a mi ritmo hoy he intentado ir un poco más deprisa (órdenes del entrenador) y en el km9 he notado como mis piernas se volvían de cartón y mi ritmo bajaba en picado.

He hecho un chequeo rápido de la situación: de cabeza voy bien, pulsaciones 166 ok, piernas no responden. Y encima la subidita de la calle Lleida. Con esas ganas de subir de ritmo que te da ver la meta tan cerca y yo trotando a medio gas.

Al final creo que he entrado en 49min, y como muchos otros mi comentario final: en la próxima a bajar de marca. Un saludo Nacho Muro

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...