Los protectores del cartílago

Estoy en Italia en la final de la Eurocopa Uleb de baloncesto, llevo una semana rodeado de jugadores que miden cerca o más de 2 metros de altura. Como médico de la organización puedo acceder a las sesiones de entrenamiento y veo como la preparación física se orienta a trabajar la flexibilidad y elasticidad combinada con ejercicios de velocidad-reacción. Hay que mover esa estructura enorme con la mayor agilidad posible. Como consecuencia, las articulaciones sufren muchísimo, en particular las rodillas y los tobillos, y con frecuencia estos jugadores sufren problemas de desgaste del cartílago.
Nacho Muro -
Los protectores del cartílago

Estoy en Italia en la final de la Eurocopa Uleb de baloncesto, llevo una semana rodeado de jugadores que miden cerca o más de 2 metros de altura. Como médico de la organización puedo acceder a las sesiones de entrenamiento y veo como la preparación física se orienta a trabajar la flexibilidad y elasticidad combinada con ejercicios de velocidad-reacción. Hay que mover esa estructura enorme con la mayor agilidad posible. Como consecuencia, las articulaciones sufren muchísimo, en particular las rodillas y los tobillos, y con frecuencia estos jugadores sufren problemas de desgaste del cartílago.

Los fármacos condroprotectores, compuestos por sustancias que también se encuentran de forma natural en el cartílago, no acaban de confirmar científicamente su papel en la protección y reparación de las articulaciones. Pero su falta de efectos secundarios y buenos resultados en algunos casos (disminución del dolor e inflamación) nos permiten seguir fomentando su uso. Los productos más utilizados son la glucosamina, los mucopolisacáridos, el ácido hialurónico, el cartílago de tiburón y el condroitin sulfato. Intervienen en la formación y reparación del cartílago y le dan elasticidad, por eso se ha sugerido que los fármacos condroprotectores, no sólo podrían aliviar la artrosis, sino también prevenir la progresión del deterioro articular.

Pese a que llevan años proponiéndose como opciones terapéuticas, lo cierto es que todavía existen escasos estudios sobre su eficacia. Muchas investigaciones disponibles eran pequeños trabajos financiados por los propios fabricantes. De hecho ni siquiera son fármacos, sino que se venden como suplementos alimenticios.

Algunos resultados positivos


En la práctica algunos deportistas mejoran significativamente así que suelo recetar estos productos como hago con otros suplementos vitamínicos. Le explico al paciente que como otras vitaminas, es un producto que tomará a diario durante un largo periodo de tiempo, con la esperanza (no la certeza) que le ayudará a mejorar su clínica articular.

Utilizamos también el ácido hialurónico de forma intra-articular, pero con la misma prudencia que la suplementación por vía oral.

Los casos graves son candidatos a cirugía reparadora, pero la gran esperanza es el avance en la investigación con células madre, estas podrán realmente regenerar el cartílago y recuperar la función articular.

¿Qué estáis usando para proteger vuestras articulaciones?

Te recomendamos

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Ha llegado la hora de ponerle fin al problema y optar por el microinjerto capilar en ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...