Tengo un músculo de más (caso 2)

Os adjunto el comentario de un lector con un nuevo caso de músculo accesorio: ¨Buenos días. Quería comentar un poco mi caso por si podéis darme algún consejo que pueda ayudarme con mi lesión. Tengo 35 años y practico triatlón desde hace cuatro. Anteriormente he jugado al fútbol a buen nivel, por lo que practico deporte desde pequeño. Mi caso es el siguiente: después de un fuerte pinchazo en el sóleo -hará unos 5 meses en una carrera de montaña- tuve que parar de entrenar durante unas semanas para poder recuperarme. Una vez reanudé el entrenamiento, todo parecía ir bien, pero cada vez que salía notaba una fuerte contracción en la parte superior del sóleo. Lo achacaba a una sobrecarga, pero no me limitaba a la hora de entrenar; simplemente notaba la molestia que iba a más cuanto más duraba la carrera a pie. En bicicleta y nadando prácticamente no notaba molestias. En ningún momento pude entrenar a tope la carrera y empece a ir al fisio para recuperarme del todo. Después de dos meses de masajes, no notaba una mejoría clara, pero sí que empezó una inflamación junto al sóleo y la tibia interna que llegaba hasta el talón. No había dolor ni pinchazos pero sí inflamación. En resumen, después de cuatro meses RM para salir de dudas, cuál es mi sorpresa cuando la resonancia sale perfecta (ni líquido ni nada) y mi traumatólogo al verla me dice: 'Javi, tienes un músculo extra y es el bulto que sobresale a lo largo de la tibia junto al sóleo. Esto te produce un conflicto, y cuanto más corres llega un momento que no hay espacio y no deja funcionar bien la musculatura'. Ahora estoy dándome sesiones de EPI (Electrólisis Percutánea Intratisular) en ese músculo para intentar relajarlo y que trabaje normal como hasta ahora pero no siento una mejoría, a pesar de estar casi sin entrenar. Agradecería muchísimo algún consejo que me ayudase a recuperar mi rutina de entreno sin limitación. Un abrazo y gracias¨.
Nacho Muro -
Tengo un músculo de más (caso 2)
Tengo un músculo de más (caso 2)

Os adjunto el comentario de un lector con un nuevo caso de músculo accesorio: ¨Buenos días. Quería comentar un poco mi caso por si podéis darme algún consejo que pueda ayudarme con mi lesión. Tengo 35 años y practico triatlón desde hace cuatro. Anteriormente he jugado al fútbol a buen nivel, por lo que practico deporte desde pequeño. Mi caso es el siguiente: después de un fuerte pinchazo en el sóleo -hará unos 5 meses en una carrera de montaña- tuve que parar de entrenar durante unas semanas para poder recuperarme. Una vez reanudé el entrenamiento, todo parecía ir bien, pero cada vez que salía notaba una fuerte contracción en la parte superior del sóleo. Lo achacaba a una sobrecarga, pero no me limitaba a la hora de entrenar; simplemente notaba la molestia que iba a más cuanto más duraba la carrera a pie. En bicicleta y nadando prácticamente no notaba molestias. En ningún momento pude entrenar a tope la carrera y empece a ir al fisio para recuperarme del todo. Después de dos meses de masajes, no notaba una mejoría clara, pero sí que empezó una inflamación junto al sóleo y la tibia interna que llegaba hasta el talón. No había dolor ni pinchazos pero sí inflamación. En resumen, después de cuatro meses RM para salir de dudas, cuál es mi sorpresa cuando la resonancia sale perfecta (ni líquido ni nada) y mi traumatólogo al verla me dice: 'Javi, tienes un músculo extra y es el bulto que sobresale a lo largo de la tibia junto al sóleo. Esto te produce un conflicto, y cuanto más corres llega un momento que no hay espacio y no deja funcionar bien la musculatura'. Ahora estoy dándome sesiones de EPI (Electrólisis Percutánea Intratisular) en ese músculo para intentar relajarlo y que trabaje normal como hasta ahora pero no siento una mejoría, a pesar de estar casi sin entrenar. Agradecería muchísimo algún consejo que me ayudase a recuperar mi rutina de entreno sin limitación. Un abrazo y gracias¨.

En este caso, tenemos un problema mecánico. Es decir: no hay una patología, la musculatura está sana, el conflicto es consecuencia de cómo trabaja. Tienes que modificar la manera de entrenar, y no sólo la carrera junto con los diferentes modelos de zapatillas y cambio de plantillas, sino también en la bici y en la piscina. Una nueva técnica de movimiento, más estiramientos, más trabajo de propiocepción (bosu descalzo) e ir probando hasta encontrar ese cambio mecánico que reduzca las molestias. Si con todo el trabajo no sales adelante, siempre podemos valorar una intervención quirúrgica, pero antes hay que hacer los ¨deberes.

Personalmente no creo que la EPI sea lo más adecuado en este momento. Consulta con un entrenador de atletismo, para que valore cómo modificar tu técnica de carrera. Seguimos en contacto. Un saludo, Nacho Muro

Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...