¿De verdad ves bien? Compruébalo así

Agustín Martín Justicia -
¿De verdad ves bien? Compruébalo así
¿De verdad ves bien? Compruébalo así



 

Puede que ni siquiera te lo hayas planteado pero, ¿de verdad ves bien? La respuesta podría no ser tan obvia como parece. En general las enfermedades de la visión dan la cara rápidamente, pues la mayoría originan pérdidas de definición en la visión, percepción de manchas, pérdidas del campo de visión o dolor y enrojecimiento ocular. Resulta, sin embargo, más difícil si estos síntomas obedecen a enfermedades graves y potencialmente peligrosas o si se deben a problemas más leves.

Aunque lo recomendable es que, ante cualquier señal se acuda al oftalmólogo, a veces los síntomas se presentan de manera repentina y no tenemos acceso rápido a la atención medica. A continuación describimos algunas formas caseras de autoexplorarse la vista y la manera de distinguir entre problemas leves y graves de la visión.


  • Comprueba la visión de cada ojo por separado. Nuestra visión en profundidad depende de la superposición de la visión de un ojo sobre la del otro ojo. Por eso, algún defecto de visión en un ojo podría estar “disimulado” por la visión del otro ojo. Cualquier prueba que hagamos para comprobar el estado de nuestra visión se debe realizar en cada ojo tapando el otro con la mano.

  •  Existe un dibujo que sirve para evaluar el estado de la mácula, que es el centro de la retina y parte más importante para una visión perfecta. Se llama rejilla de Amsler y consiste en una cuadrícula con un punto central como la que ves aquí abajo. El test consiste en mirar, con cada ojo por separado como hemos recomendado anteriormente, el punto central durante unos 20 segundos. Si ves una mancha fija en la parte central, si no ves una parte de la cudrícula o si ves torcidas las líneas, podría ser un síntoma de enfermedad de la mácula.


 

la-rejilla-de-amsler

 


  • Además de la rejilla de Amsler, hay otros métodos caseros que pueden darte pistas sobre el estado de tu visión. ¿Ves pequeñas manchas que se desplazan al mover los ojos y que se hacen más evidentes sobre un fondo luminoso, como el cielo cuando estás tumbado en la playa? No te asustes: dentro del ojo, en la cavidad posterior, existe un gel transparente llamado vítreo, formado por fibras de colágeno. Cuando estas fibras degeneran (cosa que ocurre con mucha frecuencia), se forman agregados que son los causantes de la aparición de esas pequeñas manchas móviles, llamadas miodesopsias o moscas volantes. Si el vítreo se desprende y pierde la adherencia a la retina aparecerá, de forma súbita, una o varias grandes manchas móviles; esto sí es motivo de alarma, en especial si además percibes la presencia de unos destellos de luz por la periferia, porque el vítreo al soltarse de la retina tracciona sobre la misma y en ocasiones produce desgarros que pueden desencadenar un desprendimiento de retina. El desprendimiento de retina da lugar a una pérdida de parte del campo de visión como si alguien hubiera corrido un telón.

  • Hay diferentes enfermedades de los ojos que producen enrojecimiento. Algunas de ellas son leves y no ponen en riesgo la visión, como la conjuntivitis o la epiescleritis. Otras son graves como la uveitis, la queratitis o el glaucoma agudo, que de no ser tratadas de forma urgente comprometen seriamente la visión. De manera general, las causas graves de enrojecimiento del ojo cursan con pérdida de visión mientras que las causas leves no. Un truco eficaz para saber si el enrojecimiento del ojo es para preocuparse es mirar una luz. Si duele, estamos ante una causa grave de ojo rojo. Si no duele o solo molesta un poco, probablemente se trate de algo leve.

  • Tal vez te duela la cabeza por las tardes, sobre todo después de utilizar el ordenador o leer durante horas y en ocasiones los ojos se enrojecen. Todo ello puede ser debido a un defecto de graduación no convenientemente corregido. De ser así, los fines de semana notarás una clara mejoría.

  • Algunas enfermedades del nervio óptico como el glaucoma, enfermedades de la retina como la retinosis pigmentaria e incluso ciertos tumores intracraneales producen reducción del campo visual. Un artículo de un investigador israelí defiende que en la bíblica y desigual lucha entre David y el gigante Golliat, el que realmente partía con ventaja era el aparentemente débil pastor, puesto que Golliat padecía un tumor de hipófisis productor de hormona de crecimiento (de ahí su tamaño y su feroz aspecto). Dicho tumor intracraneal comprime la vía óptica y reduce el campo visual por los laterales. David, conocedor de este defecto, se situaba en la zona ciega del Gigante Golliat y desde ahí le lanzaba las piedras con la honda. Anécdotas aparte, el campo visual también se puede chequear con un método denominado por confrontación. Necesitas hacerlo con alguien que se sitúe frente a ti, con los ojos a la misma altura mirando el uno a la nariz del otro. Tanto el explorador como el explorado deben taparse un ojo (uno el derecho y otro el izquierdo), se presenta un objeto (por ejemplo un lápiz), desde arriba, luego hacia abajo y a ambos lados, comenzando por zonas fuera del campo visual para lentamente acercarlo hacia el centro. Tanto el explorador como el explorado tienen que empezar a ver el objeto, sin mover la mirada, en el mismo momento. Si alguno necesita que el objeto se acerque más al centro para comenzar a verlo, puede tener reducido el campo visual.


En cualquier caso, para terminar, me gustaría remarcar la importancia de acudir al médico oftalmólogo ante cualquier síntoma y de manera periódica incluso aunque no los haya, pues alguna enfermedad ocular cursa de manera completamente asintomática hasta estadios avanzados de la misma.

Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...