La conexión mente-músculo

Jorge Gutiérrez -
La conexión mente-músculo
La conexión mente-músculo



Muchos son los artículos sobre fitness y pocas veces se habla de algo tan importante como es la concentración muscular.

Puedes hacer infinidad de repeticiones de cualquier ejercicio sin apenas trabajar el músculo que debes, o incluso cargar músculos no prioritarios. Un ejemplo: cuando se cargan mucho los brazos y se hace espalda sin sentir prácticamente la espalda, o cuando se hacen flexiones y se carga más el hombro que el pecho.

Esto se debe, en primer lugar, a una posible mala ejecución del ejercicio, y en segundo lugar, a algo muy común: cuando la ejecución es correcta pero no se siente el músculo implicado en el ejercicio en cuestión. En este caso, hay que realizar series con poco peso y aprender a contraer bien los músculos para que luego, sucesivamente se vaya aumentando las cargas y no se pierda esa conexión tan deseada para realizar un entrenamiento realmente eficaz.

Reglas básicas


  • Saber qué músculo prioritario trabaja en el ejercicio determinado.

  • Mantener en todo el recorrido del movimiento la tensión muscular adecuada.

  • Al finalizar el recorrido, producir una contracción máxima muscular expulsando el aire.

  • Evitar hablar durante el ejercicio y cualquier tipo de distracciones (el móvil, por ejemplo) para mantenerse totalmente concentrado. En mi caso, nunca hablo a menos que sea para decirle a mi compañero el próximo peso que vamos a poner.


Para mi es básico mantenerme totalmente concentrado en el entrenamiento, haciendo que los músculos trabajen de la manera correcta y dándoles una intensidad adecuada según mi fatiga. Los entrenamientos eficaces se producen de esta forma, y en mi caso duran 45 minutos como máximo.

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...