Confiar en ti mismo es tu mejor arma

Manel Ceballo -
Confiar en ti mismo es tu mejor arma
Confiar en ti mismo es tu mejor arma



 

Llega septiembre y, con él, la vuelta al entrenamiento regular. Es probable que en las fechas que se acercan sientas que no tienes la fuerza necesaria para comenzar o recuperar tu rutina. ¡Y la solución está en la motivación! Nos siempre es fácil mantenerla a tope, pero hay maneras de estimularla. Vivirás la auténtica motivación cuando sientas en tu interior una ilusión de intensidad ilimitada, que te proporcione una energía tan potente como para hacer cualquier cosa que esté a tu alcance con el fin de lograr lo que te has propuesto.

Seamos realistas: cuando hacemos referencia a estas intensas motivaciones y grandes objetivos, estamos hablando de un gran sueño, de un desafío quizás extremo. Las probabilidades de lograrlo no son precisamente altas. Este no es ni mucho menos un mensaje negativo, todo lo contrario: cuanto mayor sea el reto, mayor será tu satisfacción al superarlo y mayor valor tendrá tu logro.

Tú tienes posibilidades de alcanzar esa felicidad que da la excelencia, pero ten claro desde ya que sólo la conseguirás si crees profundamente en tus capacidades, si tienes la percepción de que eres único, con tus virtudes y puntos débiles, y te sientes realmente capaz de conseguir lo que te propongas.

El grado de confianza que puedas sentir en ti mismo no será siempre igual, es cambiante y algunos de los factores más importantes que hacen que varíe son los siguientes:


  • Los retos superados en el pasado te demuestran que posees un gran potencial. Para elevar ese grado de confianza, esos retos deben haber sido exigentes y haber percibido un grado elevado de esfuerzo, además de tener la sensación de haber necesitado poca ayuda. Este es el factor que más influye para que te sientas efectivo.



  • Tu estado fisiológico: cabe la posibilidad de que relaciones la fatiga muscular, el dolor, la sudoración... con la falta de capacidad para rendir con eficacia. Puedes interpretar esas señales fisiológicas como un signo de gran dificultad por la actividad que realizas y sentir que estás luchando por algo realmente importante para ti y que requiere un gran esfuerzo. Afrontarás estas situaciones como un reto más, sin agobios.


Observar cómo otros deportistas consiguen con éxito una actividad determinada puede ayudarte que creer que tu también eres capaz de lograrlo e incluso podrías visualizarte consiguiéndolo. Eso sí: para que esta observación potencie la confianza en ti mismo, debes ser consciente de tus capacidades, debes ser realista y también haber tenido algún tipo de experiencia en esa actividad en concreto. En definitiva, todos los grandes deportistas de nuestra historia son personas que fueron principiantes y fallaron millones de veces, pero fue esa confianza en sí mismos y la idea de usar esos errores como nuevos estímulos para potenciar su propia superación lo que les han hecho únicos.

Todos tenemos ídolos a los que seguimos fielmente y me parece una fuente de motivación con cierto interés, pero jamás debes tener la intención de imitarlos. Sólo existe un Maradona, un Rich Froning o un Michael Jordan. Refuerza tu personalidad, no hay otra persona en el mundo como tú y nadie sabe hasta donde puedes llegar, así que trabaja duro el día a día sin tener demasiado en cuenta lo que digan los demás, sólo las personas de tu confianza.

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...