Entrena así tu subconsciente

Manel Ceballo -
Entrena así tu subconsciente
Entrena así tu subconsciente



En primer lugar, me gustaría dedicar este post a todas esas personas que un día decidieron entrenar conmigo. Aquellas que un día comentaron la importancia y necesidad de ser felices integrando nuevos hábitos y hoy en día siguen fijándose nuevos retos, lográndolos y, lo más importante: disfrutando siempre del camino. Y por supuesto a ti que estás leyendo esto, ya que soy consciente de que eres una persona con inquietudes, objetivos y motivaciones.

Llega un momento en el que tienes una inquietud. Se despierta un interés por lograr algo importante para ti. Ese interés te cargará de una energía muy potente que te empujará y te movilizará a adentrarte en un camino que te conducirá hacia ese sueño. Un camino que puede ser bastante largo.

Tú tienes un objetivo personal. Es posible que sea aumentar tu masa muscular, bajar de peso, lograr una marca determinada, etc. Para ello necesitarás un plan, organizado según tus capacidades, motivaciones y objetivos. Estoy de acuerdo en que eso es fundamental. Pero también quiero citarte dos frases que resumen, en mi opinión, cuál es la herramienta más poderosa para lograr lo que te has propuesto:

"La gente no decide su futuro, deciden sus hábitos y sus hábitos deciden su futuro." (FM Alexander).

"La motivación nos impulsa a comenzar, el hábito nos permite continuar" (Jim Ryun).

Exacto. Integrar el hábito es el objetivo más importante para ti. Lo demás llegará tarde o temprano. El cuerpo musculado que un día visualizaste y te empujó a empezar a entrenar o esa imagen cruzando la meta que te movilizó a lanzarte con toda tu energía a la pista de entrenamiento serán el resultado de todas esas acciones que realizas como algo natural y habitual en tu día a día.

¿Cómo puedes llegar a integrar el hábito de entrenar duro regularmente o de alimentarte de forma distinta a la que lo hacías hasta ahora? La respuesta es: “entrenando el subconsciente”. Estas son algunas de las claves:


  • En primer lugar, asegúrate de que tu objetivo es factible y de que es realmente lo que deseas. El objetivo es tuyo y es un pacto interno que nadie podrá romper.

  • Repite continuamente esas acciones deportivas y nutricionales que marca el programa como mínimo 21 días (es probable que necesites alguno más). Es importante que lo hagas de forma totalmente estricta, sin trampas.

  • Tu voluntad y perseverancia son tus más fieles aliadas. Siempre he hablado de la importancia de fijarse objetivos a corto plazo para lograr el objetivo final. Debes recordar tu objetivo final en esos momentos de bajón para recordar porque llegaste hasta aquí y tomarte estos aproximadamente 21 días de rigor en lo que haces como un reto a corto plazo.


Todas esas acciones que realizas de forma continua y ciertamente mecánica son por decisión tuya y lo haces conscientemente, pero todo esto influye en tu subconsciente. Llegará el momento en que esos pensamientos, esas actuaciones que repites una y otra vez se instalarán en tu mente subconsciente y se creará el hábito que posiblemente cambie tu vida.

“La mente subconsciente es la sede del hábito” (Charles Haanel)

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...