10 puntos clave para entrenar en verano

Fito Florensa -
10 puntos clave para entrenar en verano
10 puntos clave para entrenar en verano



Llegan las vacaciones y, con ellas, una serie de aspectos que debes tener en cuenta a la hora de hacer ejercicio.

10 puntos clave para entrenar en verano:

1) Evita hacer deporte entre las 10.00h. y las 16:00h. Son las horas en que el sol alcanza su máxima intensidad. Entrena a primera hora de la mañana o al atardecer. Es evidente que, si haces deporte en zonas cubiertas y climatizadas, puedes entrenar a la hora que más te convenga.

2) Si sales a correr o en bicicleta, lleva camisetas técnicas que te vayan algo holgadas, pues el ambiente húmedo que se crea entre tu piel y el tejido de la camiseta te ayudará a tener una sensación de frescura.

3)  Utiliza colores claros, ya que repelen los rayos ultravioleta. Los colores oscuros los atraen. Todavía recuerdo las pre-temporadas en el fútbol de hace 12 años con botas negras. ¡Ardían! Pues lo mismo si sales a correr vestido de negro. Evítalo.

4) Si entrenas al aire libre, no olvides hacerlo en lugares donde haya fuentes o llevarte agua tanto para beber como para refrescarte la cara. Para mantener la cabeza fresca, utiliza una gorra y mójala también. Recuerda que estar bien hidratado es un hábito que debes mantener durante todo el día, no sólo cuando entrenas o cuando tienes sensación de sed. También debes utilizar gafas de sol.

5) Utiliza cremas de protección solar. Ya existen muchas marcas con cremas diseñadas especialmente para la práctica de deporte, ligeras y resistentes al sudor.

6) Si vas a nadar en el mar, mejor hazlo acompañado. No le pierdas el respeto a la Naturaleza. Las cosas se pueden torcer en el momento menos esperado y, de ser así, es mejor si no estás solo. Mira el color de la bandera de la playa antes de meterte en el agua a nadar. Si haces una excursión a la montaña, ve acompañado también.

7) Si corres por la arena de la playa, hazlo con zapatillas de deporte. Si vas descalzo o corres con chanclas, corres el riesgo de sufrir lesiones como esguinces de tobillo.

8) Si has entrenado durante todo el año, tómate un descanso de una o dos semanas sin entrenar. El cuerpo necesita asimilar el trabajo de todo el año. Con ello no quiero decir que lleves una vida sedentaria. ¡Aprovecha para hacer otro tipo de cosas! Estimularás a tu cuerpo de otra forma, desconectarás de la rutina y aumentarás tu motivación. Puedes aprovechar para hacer una excursión por la montaña con amigos con los que normalmente no puedes quedar durante el año, por ejemplo. Puedes salir en kayak, nadar en el mar si tienes el conocimiento suficiente, hacer paddle surf, kitesurf... todas esas diversas actividades que se salen de tu rutina habitual.

9) Aprovecha para hacer actividades deportivas con tu familia y amigos o en grupos deportivos en los que puedas conocer a gente nueva. Somos seres sociales y necesitamos relacionarnos. ¡Eso también es salud y es muy importante! Durante el año, por motivos de trabajo y otras obligaciones, entrenamos solos muchas veces. Corta con ese hábito en verano.

10) Es posible que seas una persona que se inicie en la práctica deportiva después de años de sedentarismo. No hay problema en que lo hagas, siempre que tengas en cuenta los puntos anteriormente citados. Además, infórmate de la mano de un profesional sobre la mejor forma de comenzar, que es lo mismo que deberías hacer tanto en verano como en cualquier época del año.

Te recomendamos

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Ha llegado la hora de ponerle fin al problema y optar por el microinjerto capilar en ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...