Algunas reflexiones sobre la violencia en el fútbol

Parece que, por fin, el fútbol español ha decido poner fin a la violencia de forma contundente. Un nuevo episodio negro, la muerte del seguidor radical del Deportivo de la Coruña Jimmy (y van 11 desde 1980) a manos de ultras del Frente Atlético en Madrid, (ver vídeo) ha sido la gota que ha colmado el vaso.
Micky Ribera -
Algunas reflexiones sobre la violencia en el fútbol
Algunas reflexiones sobre la violencia en el fútbol

Parece que, por fin, el fútbol español ha decido poner fin a la violencia de forma contundente. Un nuevo episodio negro, la muerte del seguidor radical del Deportivo de la Coruña Jimmy (y van 11 desde 1980) a manos de ultras del Frente Atlético en Madrid, (ver vídeo) ha sido la gota que ha colmado el vaso.

Este pasado fin de semana la LFP (Liga de Fútbol Profesional) denunció los insultos (una forma de violencia también) en los estadios. Igualmente positiva ha sido la reacción del Real Madrid, no sólo condenando (tímidamente como hasta ahora), sino expulsando a 17 seguidores. El asunto es muy grave y exige mano dura.

Tolerando grupos ultra

En 1998 murió el seguidor de la Real, Aitor Zabaleta también a manos de ultras del Atlético y, también, en las inmediaciones del Manzanares. Y 16 años después esos mismos aficionados aún siguen allí. El Frente Atlético suma unos 2.500 miembros, de los que más de un centenar son muy violentos. El Club rojibalnco decidió el pasado 2 de diciembre expulsar al Frente Atlético finalmente.

Durante muchos años los clubes españoles han tolerado (e incluso financiado) a sus aficiones más extremistas. Animan mucho y se les premia con ciertos privilegios como entradas, facilidades en los desplazamientos y espacios e infraestructura en los estadios para guardar material de “animación”. La policía estima que en estos momentos aún hay en España más de 2.000 aficionados potencialmente peligrosos. Aficiones de extrema derecha e izquierda (cada vez más) que, con la excusa del fútbol, utilizan los estadios y sus aledaños para dar rienda suelta a comportamientos delictivos.



Boixos Nois, Ultra Sur y Brigadas Blanquiazules expulsados

Laporta, en 2003, fue estricto con su promesa de erradicar a los Boixos Nois del Camp Nou y expulso este grupo de fanáticos del Club. Fue el primero. Ello le costó serias amenazas de muerte, el cambio de domicilio e ir con escolta las 24 horas. Hace poco los Mossos de’Esquadra denunciaron que la actual directiva no se muestra tan colaborativa como su antecesor.

Los Ultra Sur, creados a principios de los 80, también fueron expulsados del Bernabéu, aunque hace sólo 1 año, en diciembre de 2013 Florentino Pérez se cansó de sus peleas y sus exigencias. El RCD Español también erradicó a las Brigadas Blanquiazules en 2010.

El resto de equipos debe actuar con la misma contundencia. Hay que dar un mensaje claro y ejemplarizante a la sociedad.

No suspender el partido entre Atlético y Deportivo tras la brutal reyerta y la muerte de un aficionado demuestra poca voluntad por solucionar los problemas y en mi opinión un grave error de la Real Federación Española de Fútbol y de los Clubes implicados.

El Atlético de Madrid, que ha permitido al Frente Atlético (siempre en el centro del huracán), aún no ha reaccionado (ni ellos, ni la Liga, ni nadie) contra los insultos racistas que sus aficionados realizaron al final de la pasada temporada, en el campo del Levante, al futbolista Diop.

Tolerancia 0

La política antiviolencia debe ser contundente con todos los insultos, que son la primera forma de violencia. Especialmente con los que tienen connotaciones xenófobas, racistas o de cualquier tipo de intolerancia. No se deben permitir más estas actitudes. Estoy totalmente de acuerdo con la expulsión de aficionados que realicen este tipo de insultos, lanzamiento de objetos o comportamientos que inciten a la violencia.

Hace muy pocos días Messi recibía el impacto de un objeto lanzado desde las gradas y el Valencia, que también tolera aún a sus ultras, no ha sido sancionado.

LFP, RFEF y CSD quieren acabar con los violentos en los estadios y han propuesto estas 10 medidas (espero que las apliquen a rajatabla sean quien sean los clubes):

1) Cierre parcial de estadios donde haya actos violentos

2) Pérdida de puntos y descenso de categoría

3) Perseguir y castigar cualquier episodio de violencia verbal

4) Listado de los grupos ultras del fútbol español

5) Regulación de venta de entradas y control de los viajes

6) Colocación de tornos con identificación facial y dactilar

7) La Liga de Fútbol Profesional creará un Director de Seguridad

8) Los clubs deben contratar a un Director de Seguridad

9) Creación de una unidad de inteligencia en la LFP

10) Código ético para la prensa destinado a rebajar la violencia

Según lo dispuesto en el artículo 2.1 c) y 2.2 d) de la Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte se consideran "Actos o conductas violentas o que incitan a la violencia en el deporte:

c) La entonación de cánticos que inciten a la violencia, al terrorismo o a la agresión en los recintos deportivos o en sus aledaños. Igualmente, aquellos que constituyan un acto de manifiesto desprecio a las personas participantes en el espectáculo deportivo".

Así mismo, se entiende por "Actos racistas, xenófobos o intolerantes en el deporte:

d) La entonación, en los recintos deportivos con motivo de la celebración de actos deportivos o en sus aledaños, de cánticos, sonidos o consignas así como la exhibición de pancartas, banderas, símbolos u otras señales, que contengan mensajes vejatorios o intimidatorios, para cualquier persona por razón del origen racial, étnico, geográfico o social, por la religión, las convicciones, su discapacidad, edad, sexo u orientación sexual, así como los que inciten al odio entre personas y grupos o que atenten gravemente contra los derechos, libertades y valores proclamados en la Constitución".

Puedes consultar el Mapa Español Ultra del fútbol publicado por el diario El País.

Ir con niños a muchos campos de fútbol (en todas las categorías y con todos los colores) es pasar vergüenza por los insultos y la falta de respeto al rival, al deporte y a los árbitros. Justo lo contrario de lo se enseña en casa y en los colegios y del ‘FairPlay’ que promueve la UEFA. El deporte tiene unos valores maravillosos que no pueden ser manchados, por unos pocos, cada fin de semana. #Fútbolsinviolencia

Por @mickyribera

 

 

 

 

 

Te recomendamos

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Ha llegado la hora de ponerle fin al problema y optar por el microinjerto capilar en ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...