Hacer deporte a los 40: riesgos y beneficios

Los hombres, yo lo he vivido en mis carnes, llevamos muy mal eso de ser cuarentones. Alcanzamos el ecuador de nuestra vida activa y nos entra el miedo a envejecer. Que digo miedo, pánico. Nos damos cuenta de que, si no cambiamos radicalmente, todo lo que nos queda es cuesta abajo, ir a peor. Según la media nacional los hombres morimos a los 78'9 años y las mujeres a los 84.
Micky Ribera -
Hacer deporte a los 40: riesgos y beneficios
Hacer deporte a los 40: riesgos y beneficios

Los hombres, yo lo he vivido en mis carnes, llevamos muy mal eso de ser cuarentones. Alcanzamos el ecuador de nuestra vida activa y nos entra el miedo a envejecer. Que digo miedo, pánico. Nos damos cuenta de que, si no cambiamos radicalmente, todo lo que nos queda es cuesta abajo, ir a peor. Según la media nacional los hombres morimos a los 78'9 años y las mujeres a los 84.

Si eres de los que crecieron con "mi mono Amedio y yo", y sabes quién era Kōji Kabuto o los Hombre de Harrelson, este post te debería interesar.

Pasando el ITV corporal. En la prueba de esfuerzo cardio-pulmonar. Mola mucho esta foto rollo deportista de élite.

De los 40 a los 50, el límite para cambiar

Está claro que nuestras cualidades físicas decrecen con los años, a los 25 años nuestro cuerpo alcanza la plenitud física y a partir de los 30 empieza a decaer. Justamente es de los 30 a los 40 cuanto más nos descuidamos y de los 40 para arriba, toca recuperar. Nuestras abuelas decían aquello de "De los cuarenta para arriba, no te mojes la barriga". Pues ahora debe ser al revés.  Según algunos estudios esta es la década clave y límite para cambiar hábitos nocivos como el sedentarismo, la mala alimentación, el alcoholismo o el tabaquismo. A partir de los 50 ya no se nos garantiza una vejez decente.

Lo básico, un electrocardiograma. Un salvavidas. Lo básico, un electrocardiograma. Con la coordinadora de la unidad del deporte, Roser Manich

"Los 40 de ahora son los 30 de antes"

Oímos y decimos, por supuesto, que los 40 de ahora son como los 30 de hace unos años, y yo creo que en algunos casos es verdad. La media de la edad de defunción en 1975 era de 62 años en los varones, hemos ganado casi 20 años a nuestros abuelos.

Como muestra en el Challenge de Calella (triatlón distancia Ironman, 3'9 km nadando, 180 en bici y maratón a pié) en octubre pasado, el mayor grupo de participantes fue el de 40 en adelante. Y os aseguro que había cuerpazos que nada tenían que envidiar al de los jóvenes y que pegaban caña a muchos veinteañeros.

Una ecografía Sometiéndome a una ecografía del corazón

Cualquier tiempo pasado fue... Peor.

Envejecer no nos gusta a nadie. Antes, seguramente por machismo, eran sólo las mujeres las que se tenían que cuidar. Los hombre éramos interesantes calvos y hasta con barriguita. Pero ahora ya no, por suerte. Tenemos que cuidarnos si queremos resultar atractivos. La cosmética crece cada vez más en el segmento masculino.

El antiaging, tan de moda ahora, no es más que seguir unos hábitos saludables, especialmente: cuidar la alimentación, bajar el estrés y aumentar el descanso, evitar la polución y hacer ejercicio físico regularmente. Así de sencillo y a la vez complicado.

Por todo lo expuesto, justo antes de los 40 nos nace un deseo desenfrenado por hacer deporte, por engancharnos desesperadamente a una juventud que se nos escapa por los dedos. Y empezamos a correr. Y nos gusta, generamos endorfinas que nos reconfortan. Y perdemos unos kilitos... "Y qué edad tienes? 44, uf si parece que tienes muchos menos". Y eso ¿a quién no le gusta?. No queremos hacernos mayores, esa es la realidad. "¿Por qué corres? ¿Huyes de algo? " Sí, no quiero envejecer. O por lo menos dejar un bonito cadáver y tener una vejez buena, y aguantar decentemente hasta los 80.

Con el Dr. Pons en la prueba de esfuerzo Con el Dr. Pons en la prueba de esfuerzo cardio-pulmonar

 Mientras hay vida hay esperanza

Recuerdo con mucha ilusión, aunque no me gustó tanto en su momento, hace 5 años, un triatlón olímpico en Victoria (Melbourne, Australia), llegando a meta me adelantó un hombre de 70 años!!!, y con una pinta alucinante. Allí pensé aún me quedan muchos años para seguir disfrutando con el deporte. Todos los hombres (y las mujeres por supuesto) en Australia y también en California envejecen muy bien, será porque siempre están haciendo ejercicio, digo yo. Si los 40 es la década del triunfo laboral imaginad sumar la plenitud física. La edad perfecta. ;)

Poco a poco y buena letra

Si no hay base anterior tenemos que empezar despacio, de forma progresiva. Como decía un profesor mío "poco a poco y buena letra". Asesorados por profesionales (de la medicina, entrenamiento y nutrición). Y marcarnos un objetivo, factible y a 6 meses vista.

Antes de empezar lo ideal, si hace tiempo que no hacemos nada -o casi- o por el contrario hacemos mucho, es hacernos un chequeo con electrocardiograma y análisis incluido. Otro punto clave es la alimentación. No sirve de nada hacer deporte si no cuidamos lo que comemos. Y después los profesionales de la salud, físioterauta (para prevenir y/o detectar lesiones de rodillas, musculares, ...) y un entrenador personal que nos marque la pauta de entrenamiento combinando el trabajo en gimnasio con el aeróbico.

Y así, de correr unos pocos kilómetros, empezamos con las carreras de 10 km y de ahí nos pasamos al medio maratón, y el triatlón, y un maratón y... al Ironman (y eso ya son otras historias). Y nuestro cuerpo no está para tantos trotes, o sí, pero toca revisarlo.

Está demostrado que la práctica deportiva regular es buena para la salud pues disminuye la mortalidad cardiovascular. Por otro lado, retrasa la aparición de osteoporosis, estimula las defensas, reduce la incidencia de ciertos tipos de cáncer, mejora la calidad del sueño y disminuye la posibilidad de sufrir depresiones. Sin embargo, son ya numerosos los estudios que demuestran que la práctica de deporte de resistencia de alta intensidad se asocia con un incremento del riesgo de fibrilación auricular. Y sobretodo a partir de los 40 años.

 

Con el equipo de profesionales de Con el equipo de profesionales de la Unidad del Deporte de Can Mora

Pasando el ITV 

Es lo que acabo de hacer en la Unidad de Medicina Deportiva de Can Mora de Sant Cugat (Bcn)dirigida por el cardiólogo Dr. Ferran Pons. Allí me hicieron una revisión completa: primero visita con el nutricionista Serafín Murillo, después con la psicóloga deportiva y ex deportista de élite Mar Rovira a continuación las fisioterapeutas María José Morillo y Tamara Espinosa, el cardiólogo, Dr. Pons y para acabar el entrenador personal, @fitoflorensa que junto al resto de profesionales determinan el programa a seguir en función de los resultados.

 

 Unos datos clave

El 90% de las defunciones haciendo deporte se producen por causas cardíacas. Y de ellas la mayoría se podrían prever con un simple electrocardiograma. Y muchas más con un examen médico exhaustivo como el que os he comentado.

"La probabilidad de sufrir un infarto de miocardio durante el ejercicio físico es directamente proporcional a la intensidad del esfuerzo y la edad del individuo, e inversamente proporcional a su grado de entrenamiento. El riesgo relativo de sufrir un infarto con el ejercicio oscila entre 2,4 para los que entrenan 5 veces a la semana y 107 para los que lo hacen menos de una vez a la semana. El riesgo de infarto durante un esfuerzo intenso es de 1/11 millones para las personas de 20 a 39 años, 1/1,3 millones para las de 40-59 años, y de 1/90.000 para las mayores de 60 años. El riesgo de muerte súbita durante el deporte es de 0,7/100.000 si el esfuerzo es ligero y de 2,3/100.000 si es intenso, y es de 0,75/100.000 en personas jóvenes y de 6/100.000 en las de edades medias de la vida." Según www.webdelcorazon.com

La causa más frecuente de muerte súbita durante el deporte en personas de más de 40 años es el infarto de miocardio. Los desfibriladores son claves en estos casos. Girona se ha convertido en la zona cardioproptegida mayor de Europa. Todos los centros deportivos tienen instalado un desfibrilador automático que ya han salvado 9 vidas. Esta experiencia se quiere ampliar a todas las farmacias de Barcelona. En una buena iniciativa pública para evitar muchas muertes.

"En conclusión, el deporte es beneficioso para la salud, pero practicado de forma moderada, pues realizar ejercicio físico supone un riesgo significativo de sufrir un infarto y morir, sobre todo en personas de más de 40 años, si el esfuerzo es intenso, desproporcionado para la capacidad física del individuo, no incluye calentamiento previo, ha progresado de intensidad muy rápidamente, no ha habido entrenamiento durante suficiente tiempo antes y no se ha pasado la correspondiente valoración médica."

Y lo más importante: escuchar a nuestro cuerpo. Pero ponte en marcha ya!, que se acaba el tiempo. (mírate el vídeo para saber de los que hablo)

@mickyribera

 

 

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...