Estoy lesionado, no enfermo

Hace poco más de un mes me caí con la bici (una caída tonta y ridícula en un semáforo) y me rompí el quinto metacarpiano (el huesecito que une el dedo índice con la muñeca) de la mano derecha.
Micky Ribera -
Estoy lesionado, no enfermo
Estoy lesionado, no enfermo

Hace poco más de un mes me caí con la bici (una caída tonta y ridícula en un semáforo) y me rompí el quinto metacarpiano (el huesecito que une el dedo índice con la muñeca) de la mano derecha.

Adiós a la temporada, pensé. Justo cuando estaba a punto para el half Challenge de Calella (medio Ironman 1'9Km S, 90km B, 21Km R), mi gran reto de esta temporada.

Los factores de crecimiento

Una rápida operación y los factores de crecimiento (plasma rico en plaquetas) acelerarían la recuperación a casi la mitad de tiempo, pero un mínimo de 4 semanas no me las quitaba nadie. Si podéis permitíroslo (entre 300 y 600€) recomiendo el uso de los factores de crecimiento. Te sacan sangre (una jeringa normal) que luego se centrifuga para extraer la parte más rica en plaquetas que contienen factores de crecimiento y te la inyectan justo en el lugar de la herida. A mi me ha funcionado muy bien. Al ser tu propia sangre ni es invasivo ni tiene ningún efecto secundario.

A la semana empecé a correr y tuve la "mala pata" de hacerme un esguince de grado 2 (unos 20 días de baja) una rotura parcial del ligamento. El esguince es una lesión muy común (la típica torcedura) pero que mal curada puede dar problemas. Existen 3 grados siendo el 1 el menor (una distensión) y 3 el máximo, una rotura total del ligamento de la cara externa o interna del tobillo. Siempre llevan hinchazón y hematoma que varía según el grado. Vamos se me quedó el tobillo como una pelota de tenis (ver foto).

La propiocepción


Otro contratiempo. Con la mano rota ahora ya no podía ni correr. Casi no podía hacer nada, desmotivado llamé a Fito mi entrenador y me animó (él se ha roto varias veces) y me dijo que podíamos empezar a recuperar desde ya. "Estás lesionado, no enfermo" fueron sus palabras, y, es verdad, hay un montón de ejercicios por hacer. "Manos (y pies)" a la obra: tras unos días de compresión, hielo y pierna en alto empezaba el proceso recuperación con Pedro Fagnani, mi fisio, con el que inicié ejercicios de propiocepción (capacidad del cuerpo de detectar el movimiento) para fortalecer la musculatura del tobillo. También me aplicó corrientes y hielo, y me pautó una serie de ejercicios y a los quince días empecé a correr con mucho cuidado. Pedro ya me ayudó el pasado año acurarme el tendón rotuliano, también con corrientes, hielo y ejercicios de musculación y propiocepción. Por ello es clave que ante una lesión o dolor agudo consultes con un profesional de la medicina deportiva.

Los ejercicios de propiocepción son muy útiles para la recuperación de lesiones sobretodo de tobillo y rodilla. Cualquier superficie inestable c omo el bosu es ideal para practicarlos.

Ya estaba listo para volver con @fitoflorensa , un crack (otro día os hablaré más de él) mi entrenador personal  de @fittbcn (centro especializado en entrenamiento personal en Barcelona) para iniciar la recuperación y volver a marcarme un nuevo objetivo. El triatló de la Vila de Barcelona. Quedan pocos días pero lo que mejor me funciona para mantenerme en forma y motivado son los retos a corto y medio plazo. Ahora empiezo a nadar y con la bici en exterior (en estática he estado desde los primeros días). Y después del verano el Extreme Man de Menorca. Ya os contaré que tal.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...