Bi3000: últimos cartuchos

[caption id="attachment_1102" align="alignleft" width="200" caption="Descenso del Coll d'Ares a Prats de Molló, infinito, limpio, aéreo... Sublime!!!"]
Sergio Fernández Tolosa -
Bi3000: últimos cartuchos
Bi3000: últimos cartuchos

[caption id="attachment_1102" align="alignleft" width="200" caption="Descenso del Coll d'Ares a Prats de Molló, infinito, limpio, aéreo... Sublime!!!"]

Aunque todavía hace un calor que achicharra, no sé muy bien a causa de qué, en algún rincón de mi cerebro empieza a intuirse el final del verano. Será porque se han acabado ya los grandes planes para el verano. Será porque ya han quedado atrás nuestras aventuras pirenaicas...

Este año hemos pasado en sus valles y collados unas buenísimas cuantas semanas, y acabamos de volver de este paraíso llamado Vall de Camprodon en el que pedalear por sendas todavía es posible. A sólo un par de horas de Barcelona, montaña arriba, hemos disfrutado de los últimos cartuchos de nuestro verano biker pedaleando como posesos por un exigente pero variadísimo itinerario, lleno de excitantes descensos (algunos de -900 metros de desnivel, íntegramente por singletracks ciclables).

BI3000: la hermana pequeña (pero matona) de la BI6000
El pasado fin de semana disfrutamos de una nueva ruta de sólo dos días llamada BI3000 (la organiza la misma gente que creó hace unos años BI6000) y la verdad es que ha sido el colofón a un año muy biker (quizás el más mountain biker de mi vida).

En realidad, no podía imaginar mejor cierre de temporada. He vuelto a casa con la sensación de haberme fundido completamente con mi bici, y ella con la montaña. El primer día, tres largas ascensiones por caminos (dos de ellas técnicas y la otra más suave), y tres descensos interminables (en el mejor sentido de la palabra) se combinaban para crear lo que días después no puedo etiquetar de otra manera que de "día perfecto". El segundo día también escondía agradables sorpresas, aunque la ruta fue más corta y rodadora de lo que anuncia la web oficial (son 1.450 metros de desnivel positivo, no 2.450 metros), y redondeó un fin de semana verdaderamente inolvidable.

[caption id="attachment_1104" align="alignleft" width="225" caption="El primer descenso del día, 900 metros negativos del tirón por singletrack..."]

Ahora, salir a pedalear por Collserola se me antoja como un guiso soso, un postre desnatado, un café descafeinado. Creo que dejaré descansar unos días a la bicicleta. No lo puedo evitar: sólo sueño con esos caminos pirenaicos, esos descensos infinitos...

Para más información: BI3000 (la organización facilita alojamiento concertado, parking de bicis, duchas para después de la segunda etapa, seguimiento de seguridad, asistencia de emergencia, etc.).

 

 

 

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...