BI6000 primera parte

[caption id="attachment_787" align="aligncenter" width="567" caption="Con el macizo de Canigó, rodando por una pista de alta montaña en la BI6000"]
Sergio Fernández Tolosa -
BI6000 primera parte
BI6000 primera parte

[caption id="attachment_787" align="aligncenter" width="567" caption="Con el macizo de Canigó, rodando por una pista de alta montaña en la BI6000"]

Una vez, cuando todavía soñaba con emular algún día al Kapitán Pedales (Juanjo Alonso) y hacer realidad mis sueños de viajar por el mundo en bicicleta, leí una entrevista a otro cicloviajero de quien no recuerdo el nombre pero que advertía que para el viajero "los peligros más grandes son los que el ojo humano no puede ver". ¡Cuánta razón tenía! Se refería a los microorganismos, bacterias, bacilococos y demás que nos pueden doblegar con más rapidez que un puñetazo en el estómago, dejándonos sin aire ni fuerza para avanzar ni medio metro, tirados completamente en la cuneta.

Para mí no es algo nuevo despertar de madrugada con mal de panza y comprobar que el bichejo ha vuelto a cazarme. Me ocurrió en Mongolia, Perú, Estados Unidos, Mauritania... Esta vez he tenido "la suerte" de que me pasara en Ripoll, mientras hacíamos un reportaje de la BI6000, una ruta por etapas por el Pirineo creada y gestionada por la gente de Guies Nord Sud.

[caption id="attachment_788" align="alignleft" width="300" caption="Perfil de la primera etapa entre Camprodón y Molló, poco antes de coronar el Col d'Ares e iniciar el descenso."]Perfil de la primera etapa entre Camprodón y Molló, poco antes de coronar el Col d'Ares e iniciar el descenso.

Es una ruta exigente, un reto en toda regla. En 260 km acumula casi 7.000 metros de desnivel positivo y un sinfín de sensaciones, pues el terreno por el que sube y baja (literalmente, uno se pasa el día subiendo y bajando), que hace que la ruta se viva como un viaje en sí mismo. Nosotros la íbamos a documentar en 5 días, tomándolo con calma. A causa de mi lamentable estado hemos pospuesto las dos últimas etapas para la semana que viene. Hay quien la hace en 4 días, algunos en 3, otros en 2, y desde la semana pasada, ¡hay un finisher en menos de un día!. Para gustos, colores, pero teniendo en cuenta los paisajes que hemos disfrutado en estos tres días, el aire puro, el agua de montaña y la vida al natural que permite el Pirineo, creo que cuantos más días mejor...

Yo ya tengo ganas de que el bicho se harte, se vuelva a su guarida e inicie su vigesimonovena hivernación... Así la semana que viene podremos volver a Ripoll, retomaremos el camino para seguir disfrutando de la BI6000. 

Te recomendamos

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Ha llegado la hora de ponerle fin al problema y optar por el microinjerto capilar en ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...