Increíbles Pedales de León

Sergio Fernández Tolosa -
Increíbles Pedales de León
Increíbles Pedales de León



11 horas de autobús (sí, ahora ALSA deja llevar bicis en la bodega del bus, siempre que la lleves empaquetada y pagues un extra por cada bici -máximo una bici por pasajero- y hagas la reserva previamente) + otra hora y pico de FEVE para ir desde Barcelona hasta Cistierna haciendo escala en León puede sonar a viaje interminable, a tostón total, a galeras perpetuas... Pero no. Si es para hacer la Pedales de León - Picos de Europa, cualquier esfuerzo merece la pena, ni que tengas que tragarte varias películas de Walt Disney, Hannah Montana o Bob Esponja seguidas.

Pedales de León ha resultado ser una ruta muy exigente y, sobre todo, muy espectacular. De hecho, es mucho más panorámica de lo que se puede ver en su página web. Sobre este apunte, los responsables de la ruta nos han confesado que lo prefieren así, pues de este modo "los bikers se llevan gratísimas sorpresas cuando vienen a hacer la ruta", algo que no nos extraña lo más mínimo, pues hemos vuelto a casa con las tarjetas de las cámaras llenas de fotos de paisajes realmente únicos.

La ruta ha supuesto 220 km sobre las bicis, con 6.300 metros de desnivel (gran parte de ellos ganados con el molinillo) y un sinfín de sorpresas por el camino: desde mares de nubes de los que asomaban los rocosos picos del macizo central hasta frondosos y misteriosos hayedos tomados por la niebla, algunos de ellos dentro del parque nacional, como el de la senda del puerto del Zalambral, en el que hay que bajarse de la bicicleta durante un par de kilómetros con tal de disfrutar de este paraje tan singular y sensible en el que viven y prosperan valiosas especies protegidas.

A los osos esta vez no los hemos visto. Pero sí nos hemos cruzado con numerosos corzos, que brincaban con pasmosa habilidad y potencia al oírnos llegar. También sorprendimos a una marta atravesando el camino con una presa entre los dientes...

Tras las respectivas 11 horas de bus de vuelta, hemos vuelto al hogar. Cansados, por supuesto, pero también felices de haber pasado unos días practicando mountain bike en un lugar único, y esperanzados, porque todavía quedan lugares llenos de vida en los que perderse, bebiendo agua pura de manantiales distintos cada vez que sientes sed. Y a sólo 11 horas de bus de casa...

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...