Infierno o paraíso

El lunes empieza mi primera cita seria con el mountain bike del año. Hace semanas, meses, que espero que llegue el momento. La Tracks del Diable es una ruta de 211 km y casi 8.000 metros de desnivel positivo acumulado que recorre una de las zonas más hermosas del país. Hay quien la hace del tirón, o en apenas dos días. Para este año ya han previsto una cita "non-stop" (próximo 5 de junio). Yo la voy a hacer con la calma que se merecen los bosques y los pueblos por los que pasa el itinerario, cargado con mi cámara de fotos reflex, mi trípode, mi autodisparador y mi curiosidad.
Sergio Fernández Tolosa -
Infierno o paraíso
Infierno o paraíso

El lunes empieza mi primera cita seria con el mountain bike del año. Hace semanas, meses, que espero que llegue el momento. La Tracks del Diable es una ruta de 211 km y casi 8.000 metros de desnivel positivo acumulado que recorre una de las zonas más hermosas del país. Hay quien la hace del tirón, o en apenas dos días. Para este año ya han previsto una cita "non-stop" (próximo 5 de junio). Yo la voy a hacer con la calma que se merecen los bosques y los pueblos por los que pasa el itinerario, cargado con mi cámara de fotos reflex, mi trípode, mi autodisparador y mi curiosidad.

Esta vez no iré solo. Compartiré la travesía con un experimentado cicloviajero y profesional de la mecánica de bicicletas que conozco desde hace un montón de años: Pau Zamora. Me ha costado convencerle para que pasásemos tantos días haciendo esta ruta que él seguramente podría cubrir en una sola jornada, pero al final ha accedido a venir y enseñarme a reparar pinchazos a cambio de que le regale un libro de los 7 desiertos.

Ocho mil metros... Uff... Estoy preparando la bicicleta y la mochila para pasar 5 días subiendo y bajando montañas. En cifras, equivaldría a subir en 5 etapas a un 8.000 del Himalaya desde el nivel del mar, pero la Tracks del Diable se desarrolla en cotas más bajas, donde hay oxígeno para garantizar que las neuronas, si no funcionan, es porque están de vacaciones.

Me gusta esta palabra: VACACIONES. Unos días para pensar en otras cosas. Mientras escribo estas líneas, en la web del meteocat anuncian que para el lunes se prevén nevadas por encima de los 200 metros de altitud en Cataluña. No me amedrento. Me da igual. Pongo los guantes de montaña en la mochila y sigo ajustando los frenos de la bici. ¡¡¡Pau, te necesito!!!

PD: Por cierto, si alguien tiene dudas sobre el contenido del reportaje de este mes en la revista Men's Health (marzo 2010) sobre cómo prepararse para la Titan Desert, aquí estoy para ayudaros en lo que pueda.

Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...