Lanzarote Vulcan Trail: correr –o andar– entre volcanes

Estirando las piernas por el cráter de la Montaña Amarilla, en La Graciosa.
Sergio Fernández Tolosa -
Lanzarote Vulcan Trail: correr –o andar– entre volcanes
Lanzarote Vulcan Trail: correr –o andar– entre volcanes

Estirando las piernas por el cráter de la Montaña Amarilla, en La Graciosa.

Más de uno, cuando piensa en unas vacaciones en Lanzarote, erróneamente imagina playas con tumbonas, hileras de turistas enrojecidos blandiendo palos selfie desde la giba de un camello –en realidad, son dromedarios– y anodinos hoteles con buffet libre y piscinas de agua desalada rodeadas de sombrillas. Sin embargo, por mucho que cueste desterrar los tópicos, la verdad es que la "isla de los volcanes" atesora mucho más que todo eso.

Yo, las dos veces que he estado en Lanzarote ha sido para disfrutar y sorprenderme de su variedad de paisajes, de su naturaleza más pura y de jugosas jornadas de deporte al aire libre –andando, corriendo, pedaleando–, siempre por parajes verdaderamente vírgenes y solitarios.

Subiendo a la Montaña Bermeja, durante la tercera etapa de la Vulcan Walk Lanzarote, hace apenas una semana. Subiendo a la Montaña Bermeja, durante la tercera etapa de la Vulcan Walk Lanzarote. Foto: www.clarabonphoto.com

Se trata, por tanto, de elegir bien, encontrar lugares auténticos, avituallarse en bares de pescadores a base de recetas locales –las papas arrugás, el mojo picón, la ropa vieja, el pescado fresco, el energético gofio, el leche y leche...– y dormir en pequeños alojamientos con encanto, siempre fuera de las rutas más "pisadas".

EN MOUNTAIN BIKE...


Mi primer aterrizaje en Lanzarote fue para pedalear –que conste que hicimos la ruta íntegramente– con tal de grabar un reportaje sobre Pedales de Lava, travesía que recientemente ha pasado a llamarse Vulcan Bike Lanzarote para darse a conocer mejor allende la frontera idiomática de los Pirineos. Vulcan Bike Lanzarote es una ruta circular por etapas, de 247 km y 3.500 m+ (ojo, no confiarse, que el terreno es juguetón), que se puede hacer cómodamente en 5 o 6 días. Nosotros la hicimos en 2009, y me gustaría volver algún día para hacerla sin cámaras, es decir, por puro placer.

... Y A PIE


La segunda ocasión llegó hace apenas una semana, esta vez para hacer un vídeo sobre la Vulcan Walk Lanzarote, una travesía de senderismo que cruza la isla de sur a norte, empezando en Playa Blanca y terminando en el puerto de Órzola (sobre todo, no confundir con el GR-131, cuyo trazado, a diferencia del de la Vulcan Walk, contiene bastantes tramos de asfalto y pistas anchas).

Etapa del trekking Vulcan Walk en el malpaís de Timanfaya. Maxi y Amelia, los modelos andarines, en el malpaís de Timanfaya. Foto: www.clarabonphoto.com

Primera etapa de la Vulcan Walk Lanzarote, en Los Ajaches. Comiendo tunos de Indias en Los Ajaches, el primer día de ruta, cámara en mano. Foto: www.clarabonphoto.com

Durante 4 días, avanzamos a través de los desérticos Ajaches, cruzamos el malpaís de Timanfaya (por una senda que apenas nadie conoce) y La Geria (famosa por sus vinos, que están realmente ricos), caminamos a orillas del Atlántico y superamos los 20 km de acantilados del impresionante Risco de Famara. En total, 86 km de viaje a pie, con 2.900 m+, que se caracteriza por lo distintas y amenas que resultan cada una de las jornadas.

Para que os hagáis una idea de la dificultad y los atractivos de cada etapa, os dejo un breve resumen:

· Día 1: Playa Blanca - Uga (17 km, 900 m+), salvando el desértico y misterioso macizo de los Ajaches, las montañas más antiguas de la isla, de 20 millones de años.

· Día 2: Uga- Tinajo (21 km, 350 m+), primero por el corazón de La Geria, una zona vitivinícola única en el mundo, en la que las vides crecen directamente sobre el picón, la grava volcánica fruto de las erupciones que a principios del siglo XVIII cambiaron la orografía de buena parte de la isla; después, por el malpaís de Timanfaya, un onírico infierno de rocas, calderas y campos de lava sólo accesibles por un sendero exclusivo para caminantes, por el que nos perdemos en el caos de lava más joven de Lanzarote.

· Día 3: Tinajo - Caleta de Famara (21 km, 150 m+), primero por el abrupto litoral, donde el océano rompiente ruge entre acantilados y volcanes medio devorados por el oleaje; después, por un sector de costa llano, completamente virgen, de arena blanca, sobre la que resaltan rocas negras con incrustaciones de olivina.

· Día 4: Caleta de Famara - Órzola (27 km, 1.500 m+), en la etapa más larga y exigente, íntegramente sobre los impresionantes acantilados del Risco de Famara, que se alzan más de 600 metros sobre el Atlántico.

Trekking Vulcan Walk Lanzarote. Tentadores senderos a orillas del rugiente océano, entre Tinajo y Famara. Foto: www.clarabonphoto.com

Trekking Vulcan Walk Lanzarote. Trabajando "duro" en un paraíso llamado La Graciosa.

Trekking Vulcan Walk Lanzarote. De paseo hasta playa La Cocina: arena blanca, agua turquesa y montañas amarillas.

RELAX EN LA GRACIOSA


Al otro lado de El Río, aguarda La Graciosa con sus paradisíacas playas y sus volcanes de colores. La pequeña isla, de sólo 29 km2 y todavía libre de asfalto, es el escondite ideal para relajarse y jugar a los náufragos durante un par de días al final del viaje.

· Día 5: Desde Caleta del Sebo, inolvidable ruta para caminar o correr (apenas 10 km entre ida y vuelta) hasta la Montaña Amarilla, pasando por las playas de arena blanca de la Francesa y de La Cocina, que quedan a resguardo de los vientos premominantes y son perfectas para nadar o hacer la medusa entre peces de colores.

· Día 6: Si los biorritmos todavía aguantan (no olvides que en La Graciosa el tiempo parece detenerse), alquila una bicicleta de montaña en Caleta del Sebo para ir a explorar el norte de la isla, visitando los fotogénicos arcos de basalto de Los Caletones, y las playas Lambra y Las Conchas (aquí mucho cuidado con las olas y las corrientes, son playas peligrosas).

OPCIÓN TRAIL RUNNER


Como era de imaginar, mientras grabábamos las etapas del trekking, nos entraron muchas, muchísimas ganas de salir corriendo (en el mejor sentido de la expresión). El tipo de terreno, muy cambiante, exigente pero sin complicaciones técnicas, y a la vez vivificante, parecía perfecto para la carrera por montaña, e invitaba a plantearse la siguiente pregunta: "¿Esta ruta, se podría hacer corriendo?".

Trekking Vulcan Walk Lanzarote. Gofio, la "barrita energética" local tradicional.

Trekking Vulcan Walk Lanzarote. Ropa vieja y una Tropical Limón, avituallamiento en ruta.

Trekking Vulcan Walk Lanzarote. Olivina por doquier. Esto es un volcán durmiente.

Y resultó que Maxi Biela, el creador de Vulcan Walk, ya tenía la respuesta. Así que los últimos dos días de rodaje los dedicamos a correr entre volcanes, grabando una nueva historia, la Vulcan Trail Lanzarote, un "adventure running journey" en toda regla: correr entre 20 y 30 km diarios, a través de sus parajes más vírgenes y solitarios (la ruta añade variantes a la Walk, para ganar kilometraje y dificultad), sin cargar peso (hay transporte de equipajes entre hoteles), a tu ritmo, a tu aire. Sin aglomeraciones. Sin prisas. Sin sorteos. Sin listas de espera. Sin horarios ni calendarios. Así que... ¡¿cuándo volvemos?!

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...