Llueve, hace frío... ¡¿y qué?!

 
Sergio Fernández Tolosa -
Llueve, hace frío... ¡¿y qué?!
Llueve, hace frío... ¡¿y qué?!

 

[caption id="attachment_933" align="alignleft" width="300" caption="Pedalear bajo la lluvia, una lección pendiente"]

Me gusta pedalear con calor y sol, no lo voy a negar. Prefiero sudar hasta quedar como una pasa y pedalear encalambrado o que se me fundan los sesos dentro del casco antes que pasar frío. Por eso seguramente me dio por viajar en bicicleta por desiertos. Pero ahora vivo en un sitio donde sí llueve y donde tres meses al año hace frío. No es extremo, ni mucho menos, pero hace frío. Y me gustaría aprender a disfrutar de las salidas en bicicleta en días de lluvia. Tengo la ropa adecuada, pero ¿y la actitud?

Normalmente, si la nube llorona te pilla cuando ya estás de garbeo, pues nadie se raja. Al contrario, el agua te despeja, te empuja, te obliga a concentrarte, a suavizar la frenada sobre las rocas resbaladizas, a tomar con precaución los tramos de raíces, a degustar cada tumbada en las curvas porque sabes que puede ser la que esconde el susto de la jornada...

Lo realmente valiente es salir a la calle cuando ya diluvia. Una vez empapado ya da igual todo. Sólo pedaleas con más fuerza, quieres mantener el cuerpo caliente, fundirte con la naturaleza... Yo me he propuesto trabajar para llegar a ser waterproof. Quiero ser impermeable desde el punto de vista metafórico. Quiero que el agua me resbale. Quiero ser algún día capaz de disfrutar de la bicicleta de montaña al margen de la lluvia. "Es sólo agua", me digo a mí mismo. "Be water my friend", me dice Bruce Lee.

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...