Pedalear, pedalear, pedalear...

Sigue lloviendo. Humedad por todas partes. Odio la humedad. Todo gotea, incluso mi nariz. Por eso hoy he vuelto al gimnasio. En las máquinas me he sentido algo oxidado y tras unas series con poco peso pero muchas repeticiones los brazos, desde la mitad de la espalda hasta los padrastros, se me han quedado como gelatina. En media hora de esfuerzo dirigido en cuadriceps, hombros, tríceps y bíceps ya estaba más que servido. "Mañana más", he pensado.
Sergio Fernández Tolosa -
Pedalear, pedalear, pedalear...
Pedalear, pedalear, pedalear...

Sigue lloviendo. Humedad por todas partes. Odio la humedad. Todo gotea, incluso mi nariz. Por eso hoy he vuelto al gimnasio. En las máquinas me he sentido algo oxidado y tras unas series con poco peso pero muchas repeticiones los brazos, desde la mitad de la espalda hasta los padrastros, se me han quedado como gelatina. En media hora de esfuerzo dirigido en cuadriceps, hombros, tríceps y bíceps ya estaba más que servido. "Mañana más", he pensado.

[caption id="attachment_234" align="aligncenter" width="510" caption="Sudor: ¿dos litros por hora?"]

Luego otros 60 minutos de SpinDiR muy reconfortantes, trabajando por debajo de mi umbral máximo, controlando. La bici, en la foto, está tan oxidada como yo, pero aún tiramos, aún nos quedan muchos kilómetros por delante. Ayer Edurne Pasaban, me preguntó qué edad tenía. "Somos de la misma quinta", me respondió. Está claro que nos quedan muchas cimas por delante. Sólo es cuestión de entrenar. Y mañana más.

Te recomendamos

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Ha llegado la hora de ponerle fin al problema y optar por el microinjerto capilar en ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...