Pedalear sobre la nieve: Laponia en fat bike

Y el sueño se hizo realidad: 300 km de caminos nevados, pedaleando entre bosques de pinos y abetos, en absoluto silencio, para después entrar poco a poco en el inmenso desierto blanco, más allá de la tundra lapona, dejando atrás los menudos pero resistentes abedules, rodando sobre lagos helados, durmiendo en remotas cabañas de madera, compartiendo la aventura con un entusiasta grupo de bikers, siempre guiados por David e Iván, dos pioneros de las travesías en bicicleta de nieve que ya llevan seis inviernos viajando al norte de Finlandia para pedalear en fat bike por estas latitudes.
Sergio Fernández Tolosa -
Pedalear sobre la nieve: Laponia en fat bike
Pedalear sobre la nieve: Laponia en fat bike

Y el sueño se hizo realidad: 300 km de caminos nevados, pedaleando entre bosques de pinos y abetos, en absoluto silencio, para después entrar poco a poco en el inmenso desierto blanco, más allá de la tundra lapona, dejando atrás los menudos pero resistentes abedules, rodando sobre lagos helados, durmiendo en remotas cabañas de madera, compartiendo la aventura con un entusiasta grupo de bikers, siempre guiados por David e Iván, dos pioneros de las travesías en bicicleta de nieve que ya llevan seis inviernos viajando al norte de Finlandia para pedalear en fat bike por estas latitudes.

Nieve, nieve y más nieve. En mitad de un lago helado, en la Laponia finlandesa.

Mi misión era grabar un reportaje sobre la experiencia para un programa de televisión. Las imágenes ya han sido entregadas. Ahora miro hacia atrás y recuerdo una semana entera de placentero aislamiento, divisando un paisaje cambiante en el que el blanco reina sobre todas las cosas.

laponia_fatbike_conunparderuedas03 Rodando en grupo sobre un lago helado de 5 km, durante la segunda etapa de nuestro viaje entre Kittilä y Kaaresuvanto, en el norte de Finlandia.

99% ciclable, en fat bike
Las fat bikes son las bicis de moda del momento, pero en realidad hace ya más de una década que aparecieron. Fue en el norte de los Estados Unidos, donde los inviernos, muy largos y fríos, sirvieron de excusa a los que no querían dejar de pedalear para inventar un nuevo tipo de bicicleta que les permitiese ir sobre la nieve. Nuestro guía, David Casalprim, descubrió estas bicicletas por casualidad y desde entonces viaja cada invierno al norte de Finlandia para hacer travesías por caminos de nieve.

Mi primera experiencia con una fat bike no podría haber sido más positiva. De todo el recorrido, sólo un día tuvimos que recortar una parte del trazado porque nevaba sin cesar desde hacía 48 horas y la nieve virgen acumulada no nos permitía avanzar a placer. El resto del recorrido fuimos sobre la bici ¡¡¡todo el tiempo!!! Además, viajábamos ligeros de equipaje, pues una moto de nieve nos transportaba todos los enseres, el abrigo y la comida de un punto a otro. En fin, una travesía para enmarcar y recordar mucho tiempo. Tan pronto tengamos el vídeo editado, lo añadiremos al blog, para que veáis exactamente en qué consistió la experiencia, a caballo del viaje, el reto y el deporte de equipo.

Sólo me resta agradecer a David, Iván y al resto del grupo –Elena, Laia, Joan y Úrsula– su colaboración en la grabación del reportaje, así como a Taranna Viajes y EspaiBici por la confianza depositada, y, por supuesto, darles la enhorabuena por organizar una actividad tan ambiciosa y divertida como original.

laponia_fatbike_conunparderuedas04 Carámbanos del tejado de nuestra cabaña. Fuera, hielo y nieve por todas partes. Dentro, gracias a la estufa de leña, incluso pasamos calor.

laponia_fatbike_conunparderuedas06 ¿Anti-congelante? Esto sólo pasa porque no hizo demasiado frío. Cuando el termómetro está a -20ºC, la humedad es prácticamente inexistente.

laponia_fatbike_conunparderuedas05 Las suaves temperaturas de principios de abril ayudaron a transformar la nieve, de manera que pudimos pedalear el 99% del recorrido.

laponia_fatbike_conunparderuedas08 Un pescador del hielo, una afición muy común entre los habitantes de esta región.

laponia_fatbike_conunparderuedas10 Señales del camino. Los rebaños de renos suelen mantenerse a cierta distancia de lo que no conocen, y los ciclistas somos algo nuevo en Laponia.

laponia_fatbike_conunparderuedas09 La presión del neumático es un aspecto fundamental para rodar a placer con una fat bike. En terrenos blandos hay que quitar aire, para tener mayor superficie de contacto y hundirnos menos. Cuando llegamos a terrenos más compactos, podemos hinchar para avanzar más rápidos.

laponia_fatbike_conunparderuedas07 Mi fat bike –durante esos días–, una sólida y cómoda Surly Pugsley, con porta-petacas ;-)

laponia_fatbike_conunparderuedas02 Llegando a Kaaresuvanto, en la última etapa de la travesía.

 

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...