Titan Desert, el "Dakar" del ciclismo

Sergio Fernández Tolosa -
Titan Desert, el "Dakar" del ciclismo
Titan Desert, el "Dakar" del ciclismo



Hacía años que oía hablar de la Titan Desert. Algunos amigos míos me decían que no me gustaría, que era una carrera para ricachones (la inscripción no es precisamente barata) y que después de tanto viaje por el desierto a solas con mi bicicleta me iba a sentir muy extraño rodando por el sur de Marruecos en plena competición con otros 250 participantes. Pese a todo, en lo más hondo de mi ser, ¡yo quería ir a la Titan Desert! Creo que la aventura está donde tú quieras que esté. No hay que buscar muy lejos ni irse solo hasta el mismísimo corazón del Sáhara para sentir el vértigo propio del equilibrista o la incertidumbre del explorador. Es cierto que hay desafíos que son más artificiales que otros, pero de lo que se trata es de marcarse objetivos, plantearse metas, crearse dificultades y luego, paso a paso, resolverlas una a una. Por eso este año he hecho lo posible y lo imposible (buscar patrocinadores, cumplir con e plan de entrenamiento, conseguir todo el material necesario y organizar la agenda) para regresar a la Titan Desert formando equipo con Serafín Zubiri, a quien he tenido el placer de conocer a través de mi trabajo como periodista.

¿Qué es la Titan Desert?


La llaman “el Dakar del ciclismo” porque se desarrolla en el Sáhara, pero no hay que llegar hasta la capital de Senegal para completar la prueba. La Titan Desert es una carrera ciclista por etapas (en total cinco) a través de zonas desérticas. Se celebra en el sur de Marruecos desde hace cuatro años.

¿Es muy dura?


Algunos participantes reinciden año tras año y siempre constatan el aumento de la dureza de las etapas, cada vez más largas y exigentes. El recorrido anunciado para 2009 se divide en cinco etapas y consta de más de 500 kilómetros. Este año dan un giro de tuerca y han añadido dos etapas con un marcado carácter de montaña, con varios puertos cada día.

¿Qué es lo más difícil?


La etapa más temida es la que se hace en régimen de autosuficiencia, conocida como “etapa maratón”. Todos los participantes deben cargar en la bici o en una pequeña mochila su equipo de vivac durante alrededor de 200 kilómetros, pues hay que pernoctar en mitad del desierto en un punto escogido por la organización sin ningún tipo de servicio. Los otros tres días la organización dispone un campamento al final de cada etapa, con servicio de catering, jaimas con colchones, un sistema de duchas, etc. Los que tienen más medios pueden llevarse su propio fisioterapeuta, mecánico, equipo de apoyo... El día “maratón”, en cambio, en la llegada nadie puede disfrutar de esos extras. Si quieres un masaje, te lo das tu mismo.

¿Por qué clase de terreno hay que rodar?


Predominan las llanuras pedregosas, aunque este año han incluido dos etapas muy montañosas en la parte final de la prueba. Estas dos etapas, justo después de la etapa maratón, serán muy importantes a la hora de decidir la clasificación final. También serán determinantes para los que sólo pretendan terminar la prueba dentro del plazo previsto, pues más de uno llegará a los puertos del Atlas con las fuerzas muy justas. Evidentemente, arena hay por todas partes, pero sólo se atraviesan unos pocos kilómetros por zonas de dunas altas. En estos tramos es más recomendable bajarse de la bici y empujar que intentar imitar a los meharis.

¿Hay que saber orientarse?


La orientación se hace con GPS y hay avituallamientos líquidos y controles de paso cada 40 kilómetros.



Estiramientos previos a la segunda etapa

¿Cuál es la clave para superar este reto?


Hay dos: adaptación y capacidad de recuperación. Hay que adaptarse al medio en muy pocas horas. Hace un calor sofocante (50 grados centígrados al sol y no hay sombra alguna) y la deshidratación no avisa porque apenas tienes la sensación de sudar (el sudor se evapora nada más salir por lo poros). La recuperación tras cada etapa también es clave. Hay que comer mucho pese al riesgo de que te siente mal algun alimento.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...