Volver a correr

Dicen que correr es la actividad más natural en el ser humano, que nuestros antepasados lo hacían constantemente –se supone que para sobrevivir–, por lo que de forma natural todos nosotros, herederos involuntarios de sus genes, deberíamos ser capaces de "recorrer" grandes distancias sin apenas notar desgaste, ni fatiga, ni lesiones. Qué risa... Me temo que el eslabón entre aquellos corredores incansables y nosotros se ha perdido en alguna parte, no sé si muy lejos, quizás no demasiado, quizás incluso lo hayamos dejado perder nosotros mismos. Lo digo yo, que también un día –hace alrededor de una década– pude correr durante horas sin notar especialmente los efectos del cansancio, aunque no libré siempre de las periostitis, sobrecargas, tendinitis...
Sergio Fernández Tolosa -
Volver a correr

Dicen que correr es la actividad más natural en el ser humano, que nuestros antepasados lo hacían constantemente –se supone que para sobrevivir–, por lo que de forma natural todos nosotros, herederos involuntarios de sus genes, deberíamos ser capaces de "recorrer" grandes distancias sin apenas notar desgaste, ni fatiga, ni lesiones. Qué risa... Me temo que el eslabón entre aquellos corredores incansables y nosotros se ha perdido en alguna parte, no sé si muy lejos, quizás no demasiado, quizás incluso lo hayamos dejado perder nosotros mismos. Lo digo yo, que también un día –hace alrededor de una década– pude correr durante horas sin notar especialmente los efectos del cansancio, aunque no libré siempre de las periostitis, sobrecargas, tendinitis...

Sin duda, la costumbre es la clave. Si no corres nunca, nunca correrás.

Me encanta correr. Es un ejercicio simple, efectivo y fácil. Quiero volver a ser corredor. Por eso desde hace varias semanas lucho para volver a ser capaz de correr de forma "natural" sin lesionarme por el camino, aunque sea a base de un trabajo previo específico de fortalecimiento de la musculatura de piernas, tobillos, sóleos... Aunque sea a base de horas dedicadas a los estiramientos, los masajes –y automasajes–, un correcto plan progresivo de adecuación a la carrera –antes de correr, hay que caminar–, un posible estudio para ver la conveniencia de usar plantillas ortopédicas...

Después de tanto tiempo, correr no es algo tan natural. Para volver a correr, hay que resucitar al corredor que llevamos dentro. Por eso empecé por el principio. Debía recordar cómo había comenzado a correr "la otra vez": ¿cuál fue el punto de partida?, ¿qué distancias recorría?, ¿en qué tipo de terreno?, etc. Recuperé mi vieja libreta de entrenos y leyendo aquellas líneas vinieron a mí recuerdos de cientos de sesiones de trote acompañado de mis pensamientos, a veces por la mañana, en ayunas, a veces por la noche, antes de cenar, por avenidas desiertas, parques solitarios, paseos marítimos vacíos... En aquel tiempo, cruzarse con alguien que corría era una lotería. Hoy, esos mismos lugares son una rambla de gente trotando. El deporte está ganando. Por un motivo o por otro, pero está ganando adeptos.

Como aún no puedo pasar mucho tiempo corriendo (hay que ser progresivo), pero tengo muchísimas ganas de correr, hice algo que se le parece: leer sobre correr. Y tomé un viejo libro titulado Correr para vivir mejor, de Bob Glover & Jack Shepherd, escrito en 1977, cuando se vivió el primer boom por el jogging en los EEUU. La edición que tengo (Booket) es bastante patética –la traducción es realmente lamentable–, pero el libro, aunque es algo prehistórico, merece una lectura para saber de dónde venimos. Os daré dos datos que aparecen en el primer capítulo: "el maratón de New York tuvo 500 inscritos en 1975 y en 1977 se han superado los 5.000"; "la revista Runner's World, que empezó en 1966, hoy (en 1977) tiene más de 100.000 suscriptores".

Es mi punto de partida. Veremos dónde llegamos mis zapatillas y yo.





Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...