De los Pirineos a la Vuelta

Sergio Fernández Tolosa -
De los Pirineos a la Vuelta
De los Pirineos a la Vuelta



Las últimas semanas hemos estado de ruta y nos ha sido imposible informar convenientemente sobre nuestros avances en la creación de una nueva ruta transPirenaica, pero la travesía ha ido realmente bien. Hemos estado 36 días disfrutando del Pirineo, pedaleando, explorando, subiendo tresmiles, visitando a amigos... En total nos han salido unos 1.200 km sobre las bicis y casi 40.000 metros de desnivel positivo acumulado entre etapas de bici y diversas excursiones a pie que hemos hecho por distintos enclaves que merecían una parada. Tras la experiencia, para poder decir que tenemos realmente una nueva ruta transPirenaica que va más al norte que la habitual, faltan por pulir algunos detalles, como el paso del valle de Aran al valle de Benasque, que esta vez hicimos empujando las bicicletas directamente por el Coll de la Picada desde Artiga de Lin, pero que en otra ocasión, seguramente, y gracias a la experiencia y los sabios consejos de los que viven y pedalean y caminan por la zona, enfilaremos desde el Portillón, saltando al valle aragonés por el mismo collado, pero desde una zona que por el terreno y los desniveles parece más ciclable, al menos a priori.

Del viaje hay muchas cosas que contar que en los próximos días iremos detallando, pero una de las más curiosas fue poder ser espectadores a través de la televisión del momento en que Cadel Evans se vestía de amarillo y sentenciaba el Tour de Francia en la contrarreloj del penúltimo día de carrera. Fue realmente emocionante. Lo vimos todo en un bar de Llavorsí, donde nos comimos unas patatas bravas y unas hamburguesas que no le sentaron nada bien a nuestros intestinos, de hecho, tuvimos que parar a sólo 2 km de allí en un camping que hay junto al Noguera Pallaressa, pero la pantalla gigante mereció la pena... ¿Recordáis el vuelo que hizo el australiano con su bici de contrarreloj saltando  uno de esos badenes que hay en las carreteras? Desde entonces, cada vez que veo a alguien saltar cualquier obstáculo con una bici de carretera pienso: "Esto es un Cadel Evans!!!".

Durante el viaje hemos circulado por toda clase de caminos. Desde sendas de vértigo hasta carreterillas de ésas que parecen de otro siglo. Y me han entrado unas ganas locas de volver a tener una bici de carretera. Y de ir el año que viene con mis amigos Serafín y Alfonso a encaramarme por todos los puertos del Pirineo, y de fluir rápido sobre el asfalto... Ahora, sin embargo, toca descansar, recuperarse un poco de las palizas de las últimas semanas, que parece que no, pero el desgaste ha sido tremendo. Además, dentro de pocos días nos tocará volver al Pirineo, a hacer un reportaje de las nuevas variantes de la Pedals de Foc, otro de una nueva ruta de dos días que organizan los creadores de Bi6000 y otro de una ruta que dará mucho que hablar por La Cerdanya llamada Cerdanya 360º. Ya lo dijeron, que el 2011 es el año de los Pirineos...

Suerte que antes podremos disfrutar de unas cuantas etapas de la Vuelta, que esto de verlo por la tele no cansa tanto. Y seguro que las etapas más emocionantes las podremos disfrutar desde algún bar del Pirineo, comiéndonos un bocata, o ya descansando en el hotel. El otro día, un amigo me dijo que Skoda, que patrocina la Vuelta, sortea pases VIP para poder ver la carrera desde dentro. Sólo hay que entrar en www.skodaconlavuelta.es y rellenar el formulario (creo que también se puede hacer a través de FaceBook). Yo, aunque me tocara, no podría ir, porque estaré pedaleando por el Pirineo... Y es que el deber y el trabajo me subyugan!!! Suerte a los que podéis!!!

 

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...