Brocheta picante de pollo y brócoli

El pollo y el brócoli parecen ser la sota y el caballo de toda dieta. Sin embargo, las ganas de comerse la pechuga a la plancha y el brócoli al vapor caen exponencialmente en cuanto nos lo preparemos de esa manera un par de veces. El espíritu Truco O Plato es mucho más que prepararnos platos suculentos con ingredientes sanos: también trata precisamente de animarnos los platos más sosos para hacerlos agradables a nuestro paladar-y a nuestra vista.
Francesc Gascó -
Brocheta picante de pollo y brócoli
Brocheta picante de pollo y brócoli

El pollo y el brócoli parecen ser la sota y el caballo de toda dieta. Sin embargo, las ganas de comerse la pechuga a la plancha y el brócoli al vapor caen exponencialmente en cuanto nos lo preparemos de esa manera un par de veces. El espíritu Truco O Plato es mucho más que prepararnos platos suculentos con ingredientes sanos: también trata precisamente de animarnos los platos más sosos para hacerlos agradables a nuestro paladar-y a nuestra vista.

Ingredientes


Pechuga de pollo.

Brócoli.

Sal.

Aceite de oliva.

Tomate triturado al natural.

Tabasco

Semillas de sésamo.

Palillos para brochetas.

Preparación


Vamos a necesitar una tabla para cortar, una sartén antiadherente y una espátula.

Como la base de este plato es el pollo a la plancha, rociamos un poco de aceite en la sartén y esperamos a que se caliente. Mientras se calienta la sartén salpimentamos las pechugas y cortamos y enjuagamos el brócoli. Ponemos el pollo a dorarse en la sartén y ponemos a hervir o a cocerse al vapor el brócoli. Si eres de los que usa brócoli en bolsa preparado ya para hacerse al vapor en el microondas, será más rápido el proceso.

La salsa picante de las brochetas va a ser una vinagreta con tomate y tabasco. Para ello en un recipiente echamos un poco de sal, aceite de oliva y vinagre, añadimos unas cucharadas de tomate triturado y unas gotas de tabasco. Si te gusta el picante echa todo el que quieras. ¡Recuerda que el picante estimula la termogénesis y ayuda a quemar grasa!

Una vez el pollo está bien dorado, lo cortamos en trozos. Cuando el brócoli está listo, lo escurrimos y dejamos que se enfríe un poco.

Pinchamos con los palillos para brochetas alternadamente trozos de pollo y brócoli y vamos depositando en el plato las brochetas terminadas. Con la ayuda de una cuchara, echamos la salsa por encima de las brochetas. El sobrante podemos ponerlo en un cuenco para mojar las brochetas mientras las comemos. Por último, espolvorea unas semillas de sésamo por encima. ¡Listo!

Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...