Cintas de zanahora con albóndigas de pavo al curry

Francesc Gascó -
Cintas de zanahora con albóndigas de pavo al curry
Cintas de zanahora con albóndigas de pavo al curry



Esta receta viene bien cuando te has quedado sin ideas de cómo prepararte el pavo y el pollo con verduritas, que tarde o temprano es algo que siempre ocurre. De hecho, si cuidas mucho la presentación, puedes hasta quedar como un señor si tienes invitados. Y lo mejor de todo es que es un plato sano y muy fácil de hacer. ¡Todo son ventajas con esta riquísima y sabrosa elaboración! ¿Qué más quieres?



Ingredientes



  • 5 zanahorias

  • 500 gramos de carne picada de pavo (en ocasiones se vende mezclada con pollo)

  • 2 lonchas de mozzarella

  • Una ramita de cilantro

  • Un diente de ajo

  • Un huevo

  • Aceite de oliva

  • Sal

  • Pimienta

  • Vinagre

  • Curry en polvo

  • Necesitarás también una cazuela, una sartén antiadherente y un pelador de verduras.


Preparación



  1. Lava las zanahorias y usa el pelador para pelarlas. Con este mismo utensilio, saca tiras de zanahoria para hacer las cintas hasta reducir la zanahoria a su parte central.

  2. Añade agua a la cazuela, y haz que alcance la ebullición. Añade sal y las cintas. Deja que se cuezan durante 10 minutos.

  3. Mientras, prepara la masa de las albóndigas. Pica el diente de ajo y las ramitas de cilantro. Corta las lonchas de mozzarella en trozos pequeños.

  4. Mezcla en un bol la carne picada, el huevo, una pizca de sal y de pimienta, el ajo, el cilantro y la mozzarella. Mézclalo todo bien hasta que quede una masa más o menos uniforme y sepárala en bolas.

  5. Una vez las cintas de zanahoria hayan estado cociéndose durante 10 minutos, ya puedes apartarlas del fuego, escurrirlas y servirlas en los platos.

  6. Vuelve a llevar a ebullición agua en la cazuela, añádele sal y también las albóndigas, una a una. En pocos minutos verás que su exterior ha cambiado de color y tiene aspecto de estar cocido. Sácalas de la cazuela y calienta la sartén con un poco de aceite de oliva repartido en su superficie.

  7. Dora las albóndigas en la sartén durante unos pocos minutos, dándoles vueltas para que cojan color en toda su superficie. Una vez se hayan dorado, puedes sacarlas de la sartén y colocarlas junto a las cintas de zanahoria.

  8. Para aliñar el plato, coloca en un vaso un chorrito de aceite de oliva, otro de vinagre, una pizca de sal, y una cucharada de curry en polvo. Mezcla todo bien y añade la cantidad que quieras a las cintas y las albóndigas. ¡Buen provecho!

Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...