Ensalada de salmón y aguacate

Francesc Gascó -
Ensalada de salmón y aguacate
Ensalada de salmón y aguacate



Todos deberíamos comer más pescado, ¿verdad? Ya no sólo porque es sabroso, sino porque además, es una buena fuente de proteína y de ácidos grasos insaturados. En mi caso, tengo especial predilección por el salmón. Un día se me antojó en especial, y sólo encontré salmón ahumado envasado. ¡Y claro, no es lo mismo que un par de rodajas de salmón fresco que poder cocinar a la plancha! Así que, ni corto ni perezoso, me decidí a usarlo para una ensalada y darle algo de creatividad.

Ingredientes


Salmón ahumado.

Medio aguacate.

Mezcla de lechugas para ensalada.

Cilantro.

Queso fresco batido 0%

Sal y aceite.

3-4 claras de huevo.

Vamos a necesitar una tabla para cortar, una sartén antiadherente y una espátula.

Preparación


La base que le hice a la ensalada fue una tortilla de claras de huevo. Para ello, batimos enérgicamente las 3-4 claras en un plato hondo mientras calentamos la sartén con unas gotitas de aceite de oliva a fuego medio. Vertemos las claras batidas en la sartén, les añadimos una pizca de sal y tapamos la sartén. La mantenemos a fuego medio para que la tortilla de claras cuaje lentamente sin quemarse.

Mientras, partimos el aguacate, pelamos una de las mitades y lo cortamos en láminas. Separamos los filetes de salmón ahumado y las cortamos en tiras. Lo reservamos todo para luego.

En un bol o un vaso, añadimos unas 3-4 cucharadas de queso fresco batido, una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva. Cogemos una ramita de cilantro y lo picamos. Lo añadimos al recipiente con el resto de salsa, y lo mezclamos bien.

Una vez la tortilla está lista, la colocamos en un plato hondo a modo de base, y sobre ella vertemos la mezcla de lechugas para ensalada. Colocamos encima el salmón y aguacate a tiras. Por último, vertemos por encima la salsa.

¡Y listo! Es un plato rapidísimo de preparar, y no necesitamos demasiados ingredientes.

Algunas modificaciones


Un día con algo más de tiempo puedes probar a cambiar el salmón ahumado por salmón fresco a la plancha. Sólo que debes desmigarlo un a vez esté bien cocinado, e ir con cuidado de que no se cuele ninguna espina. ¡Pero vale la pena!

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...