Pastel de carne y patata

Francesc Gascó -
Pastel de carne y patata
Pastel de carne y patata



Toda dieta, en especial para ganar músculo, necesita de vez en cuando carne roja. Y la patata es también una hortaliza muy recomendable para esas fases de aumento de volumen. Por eso, aquí te presento una manera de combinar ambos alimentos más allá de un filete con patatas.

Esta receta la ideé a partir de un pastel de carne que guardaba en mi memoria desde niño. Con unas modificaciones muy simples, podemos obtener una versión saludable, especialmente recomendable si estás, como hemos visto, tratando de ganar músculo.

Ingredientes


4 patatas medianas

200 gramos de ternera picada (podemos usar también carne de pollo y pavo)

Tres cucharadas soperas de queso fresco batido desnatado.

300 gramos de tomate triturado.

1 cebolla mediana o pequeña.

Aceite de oliva.

Sal y pimienta.

Cominos molidos.

Perejil.

Para cocinar este plato, vamos a necesitar una cacerola, una sartén y un bol grande. Un pasapuré (o en su defecto nos tocará hacerlo con un tenedor) o para más rapidez, una batidora.

Preparación


Colocamos en el fuego la cacerola con agua y la calentamos a máxima potencia hasta llevarla a ebullición. Pelamos y cortamos en cubos las patatas mientras el agua se calienta.

Cuando el agua hierve, bajamos un poco la potencia y añadimos las patatas. Cuanto más pequeños sean los trozos de patata, antes se cocerán. De vez en cuando, podemos comprobar si están listas pinchándolas con un tenedor.

Calentamos la sartén con unas gotas de aceite de oliva mientras cortamos y picamos la cebolla en trozos pequeños.

Una vez que la sartén esté caliente, doramos la cebolla, removiéndola de vez en cuando para que no se queme. Tras un par de minutos como mucho, añadimos la carne picada. Añadimos una pizca de sal, pimienta y comino. Tapamos la sartén para que se rehogue todo junto, y removemos en alguna que otra ocasión. No hace falta añadir más aceite, ya que la carne soltará algo de grasa (sobre todo si usamos la de vacuno). ¡Si ves que suelta demasiada grasa, puedes tapar la sartén y escurrirla con cuidado!

En el momento en el que la carne esté bien cocinada y notemos que se empieza a dorar, añadimos el tomate triturado, removemos, y tapamos de nuevo hasta que parte del agua del tomate se evapore y no quede demasiado líquido.

Cuando las patatas estén listas, apagamos el fuego, y esperamos a que el agua deje de hervir. Colocamos las patatas en el bol grande, añadimos sal y pimienta y las aplastamos con el pasapuré o con la ayuda de un tenedor. Si tenemos batidora, podemos intentar batirlas una vez las hayamos aplastado un poco. Añadimos un chorrito de aceite de oliva y de dos a tres cucharadas soperas de queso fresco batido, y seguimos batiendo o mezclando hasta que se quede con la consistencia del puré. Lo probamos para ver si necesita más sal. Este modo de preparar el puré de patata evita el uso de la mantequilla, a la vez que lo enriquecemos en proteínas gracias al queso fresco.

Para montar el pastel de carne, servimos primero la carne picada con tomate en un bol o plato hondo y enrasamos la mezcla. Encima, vamos tapándola con una generosa capa de puré de patata. Para terminar, espolvoreamos el perejil o colocamos unas ramitas frescas.

Algunas modificaciones


Si no consumes lácteos, puedes sustituir el queso fresco por un chorrito de leche de soja.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...