Pechugas de pollo a la mostaza

Francesc Gascó -
Pechugas de pollo a la mostaza
Pechugas de pollo a la mostaza



Lo sabes de sobras: el pollo es el rey de todas las dietas, tanto si el objetivo es aumentar fuerza o como definirse. Por eso no es de extrañar que acabemos hartos de él, sin saber cómo prepararlo para que no sepa siempre igual. Y si encima estamos ocupados y no tenemos mucho tiempo, el pollo a la plancha es la 'receta' que acaba por reinar en nuestro día a día, incluso más de lo que desearíamos. Precisamente para romper con esta monotonía, te ofrezco una alternativa. ¡Haz que ese pollo a la plancha mejore!

Ingredientes



  • Pechuga de pollo

  • Ajos tiernos

  • 3-4 zanahorias

  • Cilantro o perejil

  • Queso fresco batido 0%

  • Sal, pimenta y aceite

  • Mostaza en grano

  • Sésamo


Preparación



  1. Necesitarás una tabla para cortar, una sartén antiadherente y una espátula. Y si tienes un pelador, será más rápido.

  2. Como la base de este plato son unas pechugas o medias pechugas a la plancha, rocía la sartén con un poco de aceite y espera a que se caliente. Ojo, no uses pechuga fileteada muy fina, o se quedará muy seca. Mientras se calienta la sartén, salpimenta las pechugas y corta los ajos tiernos. Pon ambas cosas a dorarse en la sartén.

  3. Mientras, pela las zanahorias y córtalas en tiras. Resérvalas para la guarnición, porque hay que pasar a elaborar las salsas.

  4. Por un lado, para hacer la salsa de mostaza, vierte en un bol o en un vaso una cucharada sopera de queso fresco batido, sal, un poco de sésamo y una cucharadita de mostaza en grano. Mézclalo bien y guárdalo.

  5. Por otro lado, para la salsa de la guarnición, añade en un bol o en un vaso una cucharada o dos de queso fresco batido, sal, un chorrito de aceite y el cilantro o perejil picado. Mézclalo de nuevo y resérvalo para el final.

  6. Una vez tengas las pechugas bien doradas, sírvelas en el plato. Úntales por encima la salsa de mostaza. No debe ser una capa demasiado gruesa, a no ser que te guste mucho este complemento, ya que la mostaza en grano es muy fuerte. Puedes servir la zanahoria en el mismo plato con su salsa, o bien por separado. ¡Como quieras!


Este es uno de los muchos usos que le doy al queso fresco batido. ¡Y no será el último que veáis!

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...