Tortitas de avena y plátano con frutas

Francesc Gascó -
Tortitas de avena y plátano con frutas
Tortitas de avena y plátano con frutas



 

Las tortitas son un dulce servido como postre o desayuno que deberíamos consumir con poca frecuencia por su alto aporte calórico. Y si además se le añaden complementos como la nata y siropes varios, la tragedia está servida. Sin embargo, hay maneras de quitarnos el gusanillo con versiones más sanas y menos calóricas. Y una de ellas es esta.

Ingredientes


2-3 plátanos. Si están maduros, mejor.

Unos 75 gramos de harina de avena.

4-5 claras de huevo (las suelen vender envasadas, no hace falta desperdiciar huevos enteros).

1 huevo (opcional).

Edulcorante o estevia.

Levadura química en sobres.

Fresas o kiwis.

Un yogur desnatado (opcional).

Un poco de leche desnatada (opcional).

Vamos a necesitar una batidora con su vaso, una sartén antiadherente y una espátula o espumadera.

Preparación


Calienta la sartén a fuego medio con unas gotitas de aceita de oliva.

Parte los 2 o 3 plátanos en rodajas. Si son grandes, con dos sobra. Pela y parte los kiwis en rodajas. O en su defecto, las fresas.

Coloca la mitad de rodajas de plátano en el vaso de la batidora. Añádele las claras de huevo, el huevo (si quieres) y la harina de avena. Añade un poco de edulcorante (el equivalente al que echarías en dos cafés), medio sobre de levadura y bate a velocidad baja. Sube la velocidad y acaba de batir la mezcla hasta que sea homogénea. Si ves que se queda demasiado densa, añade un chorrito de leche y acaba de batir.

Vierte parte de la mezcla desde el vaso de batir en el centro de la sartén para cocinar la primera tortita y tapa para que no se escape el calor y se cuaje antes toda la tortita. ¡Si no tapamos, corremos el peligro de que hasta que cuaje la parte superior se haya quemado la inferior!

Cuando veas que haya cuajado (las burbujas que se han ido formando en la superficie parecerán estar secas), dale la vuelta con la ayuda de la espátula o la espumadera. Con unos segundos más la tortita estará lista. Sácala de la sartén con la ayuda de la espátula y sirvela en un plato.

Repite el proceso mientras te quede mezcla. Ve acumulando las tortitas en el plato, o sírvelas en platos distintos.

Coloca la fruta en rodajas encima de las tortitas. Opcionalmente, puedes añadirle yogur desnatado.

¡Y ya están listas! Y como son ricas en proteínas, bajas en grasas y sin azúcares añadidos, podemos permitirnos merendar esto cualquier día! Pero ojo, tampoco te atiborres.

Algunas modificaciones


Si evitar comer lácteos, puedes sustituir la leche por leche de soja, y cambiar el yogur por compota de manzana casera.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...