Ejercicios

Corte vertical con hacha

1. Agarra el hacha con firmeza. Elévala por encima de tu cabeza, hasta que quede detrás de tu espalda. Mantén la postura en todo momento, abre el pecho para aumentar la velocidad y la fuerza de corte.

2. Cierra tu caja torácica mientras activas el tren superior y la espalda para llevar el hacha hacia delante y abajo. Estabilízala bien, para así poder dar un corte lo más efectivo posible.

Hazlo más real. ¿No encuentras un hacha? Cámbiala por un balón medicinal.

Colócate de pie con el balón en las manos y las piernas ligeramente separadas. Eleva el balón por encima de tu cabeza manteniendo la espalda recta en todo momento. Lánzalo contra el suelo con todas tus fuerzas. Agáchate a recogerlo y empieza de nuevo.