Saúl Craviotto se mueve como pez en el agua

MH para Adolfo Domínguez -
Saúl Craviotto se mueve como pez en el agua
Saúl Craviotto se mueve como pez en el agua

Si hay alguien que sabe adaptarse con éxito al medio más cambiante que existe (el agua), ese es Saúl Craviotto. ¡Por algo es donde ha ganado cuatro medallas olímpicas! Pero no sólo es el deportista español más de moda, sino que además se trata de un tipo con las ideas muy claras, familiar, comprometido con todo lo que hace, con los pies en el suelo a pesar de casi vivir en el agua y, sobre todo, alguien muy equilibrado. Quizá es por todo ello que ha sido elegido como embajador de Citrus Cedro, la última fragancia masculina de Adolfo Domínguez.

"Cuando me lo dijeron, no me lo creía. Es un orgullo increíble que una marca como Adolfo Domínguez haya pensado en mí", explica Craviotto sobre la experiencia de rodar en Madeira un spot repleto de naturaleza y agua. "El equipo humano que hay detrás de esta campaña es magnífico; seguro que eso hace que todo salga estupendamente".

Sobre el equilibrio que ha logrado en su vida y que transmite en cada cosa que hace, también lo tiene claro: "Mis tres pilares son el físico, el mental y el social. Lo importante es no obsesionarse. Precisamente el año que me obsesioné con algo, no conseguí lo que buscaba", comenta sobre lo que ocurrió cuando, a pesar de llevar una vida súper estricta en torno al entrenamiento, no logró clasificarse en el Mundial de Milán en 2015 para los JJ.OO. de Rio 2016 [lo conseguiría más tarde en Alemania, a sólo unos meses de la cita olímpica].

 

La fragancia nos recuerda a naturaleza, agua, frescura... lo mismo que sucede con el piragüista. "Hay que dejar que todo fluya como el agua. La vida es cambiante; tienes planes para los próximos meses y algo ocurre y hay que cambiar la estrategia y adaptarse. Fracasar es necesario y te ayuda a sacar tu mejor versión". Lo dice alguien que ha hecho de la adaptación al medio una forma de vida. A Craviotto le da lo mismo el medio acuático que los micrófonos, es un todoterreno.

El deportista se ha zambullido de lleno (y al desnudo) en una campaña para la que parecía hecho a medida. "Del Agua Fresca Citrus Cedro me llama la atención su frescura, es revitalizante, y a mí me encaja perfectamente por mi forma de ser y mi modo de vida".

Con su modo de vida, Craviotto podría referirse a agenda de vértigo. "Hace dos días llegué de estar una semana compitiendo en Belgrado, ayer tuve sesión de fotos y hoy con Adolfo Domínguez", nos cuenta. Entonces, ¿cómo logra mantenerse fresco como si siempre acabara de dormir ocho horas del tirón? "Yo creo que el secreto está en rodearse de grandes profesionales. En el deporte, tener un buen entrenador, un buen fisio, un buen nutricionista... En los eventos, contar con una buena agencia que te facilite todo... Al final yo llego hasta donde llego, soy un ser humano. Es importante saber cuál es tu rol, delegar y rodearte de buena gente".

adolfodominguez.com