Festival musical y barba, ya no van de la mano

Estar afeitado en un festival es un plus a tener muy en cuenta
MH PARA GILLETTE -
Festival musical y barba, ya no van de la mano
Ir afeitado, tendencia en el festival Mad Cool

Con el veranolos festivales de música son una de las grandes atracciones y entretenimientos. El buen tiempo y los buenos grupos son un reclamo irrechazable para los fans. En casos como el festival Mad Cool, grupos de nível internacional como Depeche Mode o Pearl Jam han visitado nuestro país en una ocasión casi única de poder disfrutar de su música.

Una cita así, tan excepcional, requería de nuestra mejor versión. Ha sido algo irrepetible y por ello era necesario que la imagen fuera perfecta. Se ha notado entre los asistentes que más allá de saberse todas las canciones, tenían una imagen impecable. La gente 'cool' no podía estar de cualquier manera en uno de los festivales del verano. Siempre perfectos, incluso el último día cuando el desgaste más 'se notaba'. Siempre se ha asociado este tipo de eventos musicales al 'estilo hipster', pero en Mad Cool pudimos comprobar que ya no es así. La barba 'muy poblada' no es lo que era, y las perillas, bigotes y similares se han hecho un hueco... junto a la cara totalmente impoluta. Ver y que te vean es lo que se 'lleva' en estos eventos, y para que te vean bien, 'destacar' entre el resto es importante. Los hombres sólo podemos diferenciarnos con el peinado o con el vello facial... y en lo segundo es donde más maniobra tenemos sin necesidad de recurrir a un profesional.

Un festival afeitado, éxito asegurado

Mad Cool, Paco Poyato

Lejos han quedado ya esas imágenes de un público repleto de barbas como si de una concentración motera se tratase. Ahora en los eventos de musica una de las opciones principales es estar afeitado del todo, algo que indirectamente ha ayudado este fin de semana a muchos asistentes a disfrutar de Alive o Release de Pearl Jam, éxito tras éxito. Hemos estado tres días de fiesta dándolo todo en Valdebebas, y la barba nos podía jugar una mala pasada. Entre día y día de festival, con un laborable de por medio, no había tiempo de cuidar nuestra cara todo lo que deberíamos; la solución es sencilla... no tener barba. No sabemos si por 'tendencia' o utilidad, pero los barbilampiños han sido una realidad más que notable en el Mad Cool.

Más allá de el argumento de seguir la moda de acabar con el vello facial, estos son algunos otros motivos por el que muchos habéis (hemos) optado por no tener barba durate el festival. El primero, intentar diferenciarnos de los barbudos-hipsters. Estar totalmente sin barba, sólo con perilla, o bigote, es una manera muy sencilla de no ser 'uno más' entre la multitud. Además, las temperaturas en julio están más cerca de los 30 grados que de los 20. El calor se hizo notar en Mad Cool y labarba no ayudaba demasiado a los que la tenían... Por suerte nosotros estábamos más fresquitos sin pelos en la cara.

Un festival afeitado, éxito asegurado

Mad Cool, Andrés Iglesias

Tenemos claro que el verano es sinónimo de sol, y el festival no fue sólo por la noche... el sol apretó, y mucho... y no hablamos sólo del calor ¿Sabes lo complicado que es unificar el moreno cuando ya llevas media cara de un tono y la otra media de otro por culpa de la barba? Mucho, ya te lo decimos nosotros. Eso sí, prótegete del sol convenientemente, no queremos que unas quemaduras inoportunas te estropeen la fiesta. Los que estuvimos en Mad Cool afeitados no tendremos ese problema 'estético', el resto...

Finalmente, si has conseguido llegar al lunes después de tres días de música y fiesta... ¿Cómo de duro ha sido ir a la oficina? En el mejor de los casos el domingo habrás conseguido recuperar fuerzas, pero tu imagen no sería todo lo correcta que cabe esperar, salvo un milagro. Si perdiste la voz, una barba de tres días no ayuda a convencer a todo el mundo de tus plenas facultades, aunque lo estés. El afeitado se asocia con pulcritud, coge tu Gillete MACH 3 y consigue que tu cara luzca radiante, aunque por dentro estés destrozado... o pensando en el siguiente festival.