El entrenamiento de Jaime Lannister

Nikolaj Coster-Waldau es El Matarreyes de Juego de Tronos. ¿Cómo se pone en forma este guerrero?
Marga Durá -
El entrenamiento de Jaime Lannister
El entrenamiento de Jaime Lannister

Ya está aquí la sexta temporada de una de las series con más fans en sus filas... Sí, hablamos de Juego de Tronos: sangre, sexo, ambición y traiciones a ritmo trepidante y con decenas de personajes más que interesantes en una trama vertiginosa. De hecho, como en The Walking Dead, se permiten apuestas para ver quién sobrevivirá en los siguientes episodios...

Pero al lío, Jamie Lannister, El Matarreyes, no es un personaje para nada plano. Es guapo, incestuoso y un gran guerrero. Las ha pasado canutas (después de hacerlas pasar canutas a otros) pero sigue en plena forma en es esta temporada de la serie.

Y Jaime Lannister es en realidad el actor Nikolaj Coster-Waldau, quien se ha tenido que preparar para casi todo para poder interpretar el papel. Galopar a caballo, manejar la espada con una y otra mano, correr a campo través...  además de otras agotadoras lindezas para las que hay que estar muy, pero que muy, en forma.

“Me gustan los deportes donde todo depende de ti. Los que cuando pierdes la concentración, estás acabado”, nos confiesa el actor. Pero como no sólo de adrenalina se alimenta el cuerpo de un superviviente de la Edad Media, también toca pasarse por el gimnasio y hacer los deberes. Y aunque Coster-Waldau prefiere la emoción del deporte al aire libre, también sabe que una buena sesión de gym puede poner las cosas en su sitio.

“Me siento mejor y actúo mejor. Mi entrenador siempre me gana en cualquier actividad que suponga un levantamiento de peso considerable. Aunque yo gano cuando se trata de levantar neumáticos. Soy bastante rápido”, asegura el actor danés.

El actor vuela decenas de veces al año y en trayectos intercontinentales, lo que equivale a muchas franjas horarias y muchos gimnasios cutres de hotel. Su entrenador, Jesper Mouritzen, creó para él un programa de entrenamiento de peso corporal para poder realizarlo allí donde estuviese.

Pruébalo tú mismo para ser tondo un Jaime Lennister: realiza 8 repeticiones de cada ejercicio de manera consecutiva, haciendo el circuito completo 8 veces. Pasa de un ejercicio a otro lo más rápidamente que puedas. Si es necesario, descansa un minuto entre cada circuito.

Publicidad

1. Hand walkout

De pie, dobla la espalda y toca el suelo con las palmas. (Si no puedes, dobla las rodillas). Después, al mismo tiempo que mantienes la zona lumbar de la espalda con su curvatura natural, avanza con las manos todo lo que puedas. Regresa caminando con las manos hasta tocar los pies. Equivale a una repetición.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2. Peso muerto con rotación en una pierna

Aguántate sobre tu pie izquierdo, doblando ligeramente tu pierna izquierda. Ahora dobla la espalda ligeramente hacia delante hasta tocar el pie izquierdo con la mano derecha. Toca el pie y regresa a la posición de inicio. Equivale a una repetición. Alterna ambos lados (4 de cada).

 

 

 

 

 

 

 

 

3. Flexión en T


Haz una flexión y, después, sube el brazo derecho hacia el techo. Pivota sobre los dedos de los pies y baja el talón al suelo. Vuelve a la posición de inicio y repite, ahora levantando el brazo izquierdo. Cuenta como una repetición cada vez que levantes el brazo hacia el techo.

 

Publicidad

4. Ejercicio del guerrero


Mantén los pies mirando hacia el frente. Mueve el pie izquierdo hacia atrás a más o menos un metro de distancia y deja caer la rodilla hacia el suelo. De manera simultánea, levanta tus dos manos por encima de la cabeza y mira hacia arriba y hacia atrás. Vuelve a la posición, cambia de pierna y repite. Haz 8 repeticiones (4 en cada lado).

 

 

 

 

 

 

 

5. Flexiones cabeza abajo


Coloca las manos en el suelo a 15 centímetros de la pared. Haz el pino contra la pared. Lentamente, baja la cabeza hacia el suelo. Regresa a la posición previa. Equivale a una repetición. ¿Demasiado difícil? Haz flexiones con los pies encima de una caja.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

6. Burpee


De pie, mueve la cadera hacia atrás, ponte en cuclillas rápidamente, coloca las manos en el suelo y echa los pies atrás como si fueras a hacer una flexión. Haz una flexión. Después, da un salto hacia delante con ambos pies y realiza un salto vertical. Equivale a una repetición.

Publicidad
Te recomendamos

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Ha llegado la hora de ponerle fin al problema y optar por el microinjerto capilar en ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...