El poder del boxeo: cardio a saco

Combate el aburrimiento del gimnasio y gana una musculatura invencible con el boxeo
TED LANE -
El poder del boxeo: cardio a saco
El poder del boxeo: cardio a saco

Combate el aburrimiento del gimnasio y gana una musculatura invencible con los consejos del boxeador Anthony Yarde. Anthony la Bestia pertenece a la generación YouTube. Tomó la decisión de empezar a boxear al ver un vídeo que encontró en Internet con los K.O. de Mike Tyson. “Cuando era más joven, vivía en un ambiente con bastantes peleas, y quería aprender a protegerme”, afirma. Así que a los 19 años, relativamente mayor para iniciarse en el boxeo, Yarde comenzó a dar sus primeros pasos en el ring.

Como sucede con todos los aspirantes, las comparaciones son odiosas y con Anthony Joshua no tardaron en salir a la luz. De hecho, si echamos un vistazo a los vídeos de YouTube del propio Yarde encontraremos un gran parecido con Roy Jones Jr, un boxeador de guardia baja con un juego de pies rápidos y unas manos aún más rápidas si cabe. Algo nada desdeñable si tenemos en cuenta que Yarde sólo disputó 12 combates amateur antes de convertirse en profesional. Joshua (otra comparación odiosa) también fue un debutante tardío pero él comenzó a los 43. Cuando le preguntamos si cree que su físico le ayudó a remontar, Yarde muestra su desacuerdo rápidamente: “Aprendí muy pronto que no puedes confiar en la potencia. La destreza es lo más importante”.

Aun así Yarde, es desde luego una bestia. En la escuela competía en lanzamiento de peso y corría los 100 metros en menos de 11 segundos. Aparentemente, tiene una capacidad ilimitada de potencia explosiva que le permite centrar su entrenamiento en las técnicas y las tácticas que se perdió de joven. Sus entrenamientos son tradicionales. Se basan en ejercicios para mantener la masa muscular y en el running por carretera para conseguir una buena forma aeróbica. Sus horarios tampoco son estrictos. “Entreno cuando quiero. Soy nocturno. Por las mañanas ando algo grogui, así que prefiero correr por las noches, que es cuando tengo más energía”, nos cuenta.

Pero por debajo de esta despreocupación borbotea una profunda ambición. “Conseguiré lo que busco. Nunca pongo límites a mis objetivos”. Yarde sueña con ser campeón del mundo, y la suya es una historia que demuestra que nunca es tarde para alcanzar la gloria. Así que da el primer paso y sigue su camino directo hacia un cuerpo de luchador.

Publicidad

Tu cuerpo tiene Tempo

La filosofía de la vieja escuela de Yarde rehúye la resistencia y exige una fase de disminución de tres segundos en cada repetición. Con este control extra obtendrás unos resultados demoledores. Baja el ritmo.

Dominadas 4 series de 5 repeticiones, 2 minutos de descanso Cuélgate de la barra con las palmas hacia el frente y las piernas estiradas (A). Junta los omóplatos y lleva los codos hacia abajo para elevar la barbilla (B). Baja de manera controlada.

Fondos 4 series de 10 repeticiones, 1 minuto de descanso Sitúate en una estación de fondos con los brazos rectos (A). Baja hasta que los codos formen un ángulo recto y mantenlos pegados al cuerpo (B). Regresa a la posición de inicio.

Flexiones 4 series de 15 repeticiones, 1 minuto de descanso En posición en plancha elevada con los brazos separados el ancho de los hombros (A), baja hasta que el pecho casi toque el suelo (B). Contrae el pectoral para regresar.

Completa tu rutina pugilística con 10 minutos de comba: equivalen a 30 corriendo en la cinta.

Publicidad
Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...