¿Por qué entrenar con saco?

Entrenar con saco tiene muchas ventajas para ti
MANEL CEBALLO -
¿Por qué entrenar con saco?
Entrena 'a saco (lastrado)
Publicidad

APLICACIONES

Puedes usar el saco para realizar ejercicios musculares convencionales, como pueden ser las sentadillas, flexiones, diferentes press, etc. También puedes realizar diferentes ejercicios de naturaleza balística como saltos, lanzamientos y demás. Pero me atrevería decir que la aplicación más usada y original de este dispositivo es la ejecución de ejercicios globales y funcionales como pueden ser agacharse, despegar el peso del suelo y hacer un movimiento determinado, elevar el peso, girarse, etc. No me gusta utilizar la palabra funcional a la ligera; opino que en general su utilización es poco concreta y poco precisa. Pero, para que todos nos entendamos, es una herramienta muy utilizada en el entrenamiento funcional.

LA VENTAJA

A diferencia de las máquinas u otras resistencias externas, te permiten trabajar en todos los planos de movimiento. Puedes hacer movimientos de aceleración y decelaración para mover y oscilar el saco en diferentes ángulos respecto a tu posición. Es decir, puedes hacer movimientos más globales de fuerza, velocidad y agilidad con transferencia a actividades de tu disciplina deportiva e incluso a tu vida cotidiana. No sólo tu nivel de fuerza, resistencia o agilidad pueden mejorar. También puedes conseguir cambios en tu composición corporal, como una mejora del tono muscular y un descenso de la masa grasa.

Publicidad

¿POR QUÉ CON SACO?

Es un material cómodo y relativamente pequeño, por lo tanto puedes entrenar en cualquier lugar con él. Además, gracias a su estructura y sus agarres te ofrece una gran versatilidad a la hora de moverte y de desplazarlo. El saco te ofrece una carga externa con la cual puedes hacer movimientos como empujar, girar, traccionar, saltar, correr, etc. Por lo tanto, tienes la posibilidad de realizar un sinfín de ejercicios y de trabajar cualquier capacidad física simultáneamente: fuerza, velocidad, agilidad, resistencia, etc., trabajando tu musculatura de forma global.

TIPOS DE SACO

Existen diferentes tipos de sacos, diferenciados entre sí por su estructura y agarres.

  • En forma de cuerno: Con agarres en tres zonas distintas: dos en los extremos, tres protuberancias justo a mitad del saco y dos cintas en la parte exterior.
  • Cilíndrico: Tiene forma de bolsa cilíndrica y dos asas en la parte central y otras dos en los extremos, de forma lateral.
  • Sandbag: En algunos sacos la arena está en constante movimiento durante el ejercicio, de manera que el esfuerzo para estabilizar será mayor que en los de arena fija. 

 

Publicidad
Te recomendamos

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Ha llegado la hora de ponerle fin al problema y optar por el microinjerto capilar en ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...