Descubre la fauna de tu gimnasio

Más de una vez te habrás cruzado con alguno de estos "animales", o incluso puede que seas uno de ellos.
Carlos Ramos -
Descubre la fauna de tu gimnasio
Descubre la fauna de tu gimnasio

Ya sabes que suele ser más entretenido si entrenas acompañado que solo. Pero cuidado, porque siempre puedes encontrarte con alguno de estos personajes que pueden dificultar tu tarea de darlo todo en el gym.

No te pierdas el vídeo de los chicos de Dude Perfect que acompaña este artículo. Estos son algunos ejemplos:

El ligón

Se dedica más a mirar y entablar conversación con chicas que a entrenar. Este puede desconcentrarse y liarla con las mancuernas, así que no te pongas muy cerca de él o puedes tener un disgusto. 

El principiante

Aquel que ves cómo usa las máquinas y no sabes si ayudarle o echarte unas risas. ¡Mejor que acuda al monitor! Piensa que la mayoría hemos empezado así, no se nace sabiendo de todo...

El narcisista

No podría vivir sin un espejo para observar sus progresos. La obsesión por su imagen también dificulta su capacidad de concentración y un buen entrenamiento. ¡Él verá!

El "excusas"

A este seguro que no te lo encuentras a menudo entrenando. No sabrás cómo, pero aprovechará cualquier cosa para no pisar el gym. Seguirá apuntado, pero solo irá cuando buenamente pueda.  

El cantante

Este te alegrará los días poco animados, ya que necesita que le escuches sí o sí. Puede tararear lo que va sonando por la radio o sacar música de su propio repertorio. Si te desconcentra no sería extraño. 

El 'todo pa mí'

Acapara todas las pesas posibles, aunque luego no use ni la mitad. Que te ceda el material otra persona o te quedarás sin entreno. El ansia por probar con distintos pesos le hace olvidar que el gimnasio no es solo para él. 

El 'selfies'

No podía faltar la sensación del momentohaciéndose fotos desde el primer ejercicio hasta el último de la rutina. Él piensa que si no compartes tus 'selfies' en redes sociales no eres nadie, da igual lo que hagas. Por tanto, el gym le parece un buen lugar para probar. 

El 'batallitas'

Todo un clásico. Te contará todo lo habido y por haber, te corregirá posturas si es necesario e incluso te invitará a una caña después de entrenar. Si lo que quieres es avanzar, habla lo justo con él. 

El 'exhibicionista'

Está fuerte y se lo quiere demostrar a todo el gym, hasta al de la limpieza. Lo verás con pantalones y camisetas ajustadísimas (si por él fuera iría a pecho descubierto). Es un habitual de cualquier gimnasio que se precie. 

El 'garrafas'

Si necesitas hidratarte un poco, fíjate en él. Viene siempre bien equipado y no para de beber después de cada serie. Seguro que a los 2 litros diarios llega de sobra solo entrenando.  

El 'gritón'

Aléjate de él, si quieres preservar tus tímpanos, claro, porque en cada ejercicio provocará que todo el gym se gire a ver qué le pasa. Es un espectáculo, sobre todo en ejercicios que requieren gran esfuerzo como el press banca. 

El 'veterano'

Por último, entrando al vestuario después de tu duro entrenamiento, podrías encontrarte con el hombre mayor más simpático sin camiseta. El perfil es el de jubilado que aprovecha muy bien el tiempo haciendo un poco de deporte.     

 

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...