Recta final del Reto Men's Health

Un Reto MH es algo más que sudor en la sala de pesas. Frank Blanco tiene que enfrentarse a rivales tan o más duros que el cardio y las sentadillas. ¿Ejemplos? La dieta y el horario
Xan Pita -
Recta final del Reto Men's Health
Recta final del Reto Men's Health

El problema de la repetición

Eso no quiere decir que nuestro retado no sufra con la comida. Lo hace, pero con matices. “El problema de la dieta no son los alimentos que echas de menos”, asegura. “Es lo estricto de sus medidas”. Y es que, tal y como nos ha confesado Frank, Marcos Sopena, dietista de este Reto, se lo da todo rigurosamente medido. “Los alimentos van pesados y no me puedo pasar ni un solo gramo”, apunta Blanco. “Eso es lo que me cuesta de verdad: mantenerme fiel a las cantidades”.

¿Y las tentaciones? En ese sentido, Frank también resiste. “No suelo pecar”, confiesa. “Y si lo hago es por causas de fuerza mayor”. No es una disculpa. Los únicos momentos en los que Frank se saltó la dieta son ocasiones puntuales, “como el cumpleaños de mi hijo”, dice.

Pero hay más problemas derivados de la dieta y el control de la ingesta calórica. Y, en este sentido, la ocupación de Frank tiene buena parte de culpa. “Hace poco tuve que estar en Dublín por cuestiones de trabajo”, nos cuenta, “y no siempre encuentras los alimentos que te indica el dietista”.

El factor horario

Otro de los grandes problemas a los que se enfrenta Frank Blanco es el horario. “Mi vida es un poco caótica”, confiesa. “Me levanto a 4:30 y me acuesto a las 23:30, aunque a veces hago una siesta”.

Pero resulta que los horarios no son el único problema de ejercer su profesión en la radio o la televisión. En el estudio o el plató, Frank Blanco no siempre encuentra los alimentos que necesita y que han sido marcados previamente por el dietista. “Voy a Telecinco una vez por semana”, afirma. “Llego a las 20:00 y a las 22 hacemos una pausa para cenar. Y eso sí que no lo puedo controlar”.

Si la fortuna le sonríe, Frank puede hincarle el diente a un menú en el que hay pollo o pescado que podrá acompañar, si está de suerte, con un poco de verdura. “Además no puedo pesar las cantidades”, asegura. “La única solución que me queda es calcular a ojo”. Pues no le va de todo mal.

Publicidad

Evolución de Frank Blanco

Publicidad
Te recomendamos

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Ha llegado la hora de ponerle fin al problema y optar por el microinjerto capilar en ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...