Recupera la pasión por el ejercicio

Si al levantarte piensas en “debo” en vez de “quiero” ir al gimnasio, algo empieza a fallar. Aquí te damos las claves para recuperar tu pasión por el ejercicio
Men's Health -
Recupera la pasión por el ejercicio
Recupera la pasión por el ejercicio

Piensa en el gimnasio como en una relación de pareja. Ahora todo va bien, sois felices juntos, pero ¿y si de repente todo se vuelve obligaciones y reproches?

Ésta es la amenaza que pende sobre cualquier visitante asiduo del gym, que en algún momento puede experimentar saturación y agotamiento y empezar a ver con malos ojos la que antes era su afición favorita. Pero no te preocupes, porque hay solución. Incluso puedes prevenir esta indeseable situación antes de que haga su aparición.

Te ofrecemos un plan para que tu relación con las pesas no se deteriore.

Saturación y agotamiento

Los deportistas de elite padecen con frecuencia sensaciones de estrés, agotamiento y angustia debido a las intensas sesiones de ejercicio físico a las que se ven sometidos día tras día sin tiempos de recuperación suficientes.

Estos síntomas, que pueden derivar en el sobreentrenamiento, son cada vez más reconocibles en personas no profesionales que hacen deporte variando poco o nada su rutina, que entrenan con cargas excesivas, y que ignoran lo importante que es establecer periodos de descanso tanto activos como pasivos.

La saturación se identifica con descensos en los resultados físicos y deportivos, a pesar de que ejecutemos los ejercicios correctamente, lo que puede derivar en sensaciones de angustia.

"El agotamiento se manifiesta en los deportistas con una sensación de extenuación física y emocional, en la que el sujeto percibe que no puede dar más de sí, pierde la motivación, la energía y la confianza, e inestabilidad personal, reflejada en respuestas negativas hacia los demás. Además, el sujeto en muchas ocasiones demuestra baja autoestima, sensación de fracaso, depresión y aumento de la ansiedad”, ilustra Enrique Garcés, psicólogo deportivo.

Algunos síntomas de este síndrome son: disminución en el rendimiento, pérdida de peso corporal, insomnio, disminución del apetito, dolor muscular, aumento de las pulsaciones en reposo, dificultad para relajarse, lesiones, inestabilidad emocional, dificultad para concentrarse… Vamos, que lo de ir al gimnasio, en vez de ser divertido se acaba convirtiendo en una auténtica tortura china. Pero tranquilo, no es necesario llegar a este lóbrego escenario. Ahí van algunas cosas que puedes hacer para ir al gimnasio sin perder la sonrisa.


Publicidad

Entrenar con descansos activos

Para no caer en un estado de agotamiento físico y mental derivado del sobreentrenamiento, desde el departamento de Psicología Deportiva de la Universidad de León recomiendan “técnicas de relajación, visualización, establecimiento de objetivos… y técnicas hacia la recuperación del deportista”, como pueden ser “el reposo, el descanso y actividades de recuperación tanto pasivas como activas a intensidades suaves: relajación, masaje, actividades recreativas, modificación de rutinas de trabajo, etc.”.

A partir de las recomendaciones de los expertos, una de las medidas que puedes tomar para no padecer los síntomas del sobreentrenamiento es la de abandonar las pesas y las máquinas durante una o dos semanas cada dos o tres meses aproximadamente, sustituyendo la rutina habitual por deportes que no solemos practicar con tanta frecuencia.

Algo tan sencillo como esto incrementará la sensación de bienestar, volverás a divertirte haciendo ejercicio físico, dormirás mejor, volverás al gimnasio con ganas y, quién sabe, quizás hasta descubramos pasión por un deporte nuevo. Cualquier deporte es válido para desconectar: mountain bike, salir a correr, fútbol, tenis, surf, escalada, golf, montañismo…

Sólo tienes que alejarte del gimnasio unos cuantos días y volverás con las pilas cargadas.

Publicidad

PLAN PARA VOLVER A DIVERTIRTE HACIENDO EJERCICIO

Cada dos o tres meses puedes optar por una o dos semanas de ‘descanso activo’. Esto no significa que te tires a la bartola, sino que varíes tu rutina habitual y te olvides un poco de las pesas. Lo mejor para esta etapa es introducir deportes que te sirven para salir del gimnasio o para aportar nuevos aires a tu entrenamiento.

Semana 1

 

Día 1

Día 2

Día 3

Día Extra 1

Día Extra 2

Deporte

Mountain Bike

Natación

Carrera

Escalada

Tenis, padel o squash

Tiempo

30-45"

35-45"

30"

-

-

Abdominales

5-10"

-

5-10"

-

-

Estiramientos

10-15"

10"

10-15"

15"

10"

Consejo

Lleva agua

Practica crol y espalda

Lleva agua y mantén ritmo suave

Consulta profesor y utiliza calzado adecuado

Ideal con la pareja o un amigo

 

Semana 2

 

Día 1

Día 2

Día 3

Día Extra 1

Día Extra 2

Deporte

Fútbol

Montañismo

Baloncesto

Equitación

Golf

Tiempo

Partido

-

Partido

-

-

Abdominales

5-10"

5-10"

-

-

-

Estiramientos

10-15"

10-15"

10"

10"

10"

Consejo

Juega con amigos

Disfruta de la naturaleza con el equipo adecuado

Juega con amigos

Consulta un profesor

Quién lo prueba se engancha

 

Publicidad
Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...