Sentadillas a tu medida

Podrás empezar a presumir de tren inferior si trabajas tus piernas con estos ejercicios.
Manel Martínez -
Sentadillas a tu medida
Sentadillas a tu medida

Puede que hayas empezado a realizar las alternativas a las sentadillas tradicionales que te proponía Guillermo Alvarado en el Blog del Fitness de Men’s Health. Sin embargo, también cabe la posibilidad de que hayas optado por seguir trabajando el tren inferior de manera uniforme con el ejercicio convencional, el de toda la vida, así como también con todas sus variantes.

Pues bien, si este último es tu caso y consideras que obtendrás mayores beneficios llevando a cabo el movimiento más clásico (ese en el que se trabajan ambas piernas al mismo tiempo y no de forma unilateral), aquí te traemos una nueva rutina con cuatro ejercicios. Con ellos, ejercitarás tus piernas al unísono y podrás adaptarte a su dificultad en función de tus progresos. ¡Venga, que te echamos una pierna!


Nivel inicial: Sentadilla con mancuernas

Ponte de pie y separa tus pies el ancho de las caderas, al mismo tiempo que sostienes dos mancuernas a la altura de los hombros. Desciende despacio hasta que tus rodillas formen un ángulo de 90 grados, sin que adelanten los pies. Una vez abajo, impúlsate para llevar las mancuernas lo más alto posible por encima de la cabeza, elevándote incluso con la ayuda de las puntas de los pies.


Nivel inicial: Sentadilla con barra

Sitúate erguido y separa los pies más que el ancho de los hombros. Coloca la barra con el peso que consideres oportuno a la altura de tus caderas. Desciende despacio hasta los 90 grados y sin que las rodillas adelanten a los pies. Carga la barra en los hombros como si fueras un profesional de la halterofilia y levanta la barra para luego regresar a la posición inicial.


Nivel inicial: Sentadilla con kettlebell

Empieza el ejercicio igual que el anterior, aunque en este caso, con una pesa rusa en cada mano. Cógelas con una garre prono (con las palmas de los dedos apuntando hacia afuera) y desciende. Elévate y, sin pararte, vuelve a bajar al tiempo que llevas las kettlebell a la altura de tus hombros. Con dicho agarre, trabajarás de forma notable tus aductores y glúteos.


Nivel medio: Sentadilla sumo con kettlebell

Inicia el ejercicio con las piernas flexionadas y separadas, que haya una distancia de entre 70 y 80 centímetros entre ellas. Coge una sola kettlebell, agárrala con las dos manos y los dedos apuntando hacia afuera. Elévate de tal forma que tus piernas queden completamente rectas y vuelve a descender, balanceándote como si fueras un péndulo.

¿Quieres trabajar otros grupos musculares en función distintas dificultades? Pues no te pierdas los siguientes recopilatorios: 

- Abdominales a tu medida

- Dominadas a tu medida

- Flexiones a tu medida

- Zancadas a tu medida

Te recomendamos

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Ha llegado la hora de ponerle fin al problema y optar por el microinjerto capilar en ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...