Sobrevive a la Navidad sin perder el ritmo

Algunos consejos para no echar por la borda tus progresos en estas fiestas
MH para Sprinter -
Sobrevive a la Navidad sin perder el ritmo
Sobrevive a la Navidad sin perder el ritmo

Cada año ocurre lo mismo: con el final del verano, estás deseando retomar la rutina del deporte, pero entre que te apuntas al gym y no te apuntas, el mes de septiembre lo tienes perdido. Total, que entre unas cosas y otras, cuando de verdad retomas la vuelta al gym es el mes de octubre. Un par de meses son suficientes para conseguir de nuevo el hábito con el deporte y, ¿qué ocurre?... Pues que, sin apenas darte cuenta, ya está aquí la Navidad.

Una fecha deseada pero a la que tenemos miedo, ya que puede echar por tierra todos los logros conseguidos hasta el momento. Surgen cenas y comidas propias de esta festividad que van a hacer que comas más de la cuenta y te saltes la rutina de entrenamiento. Pero en Sprinter creen que todo es posible y que con un buen plan de propósitos superarás estas fechas sin perder el ritmo.

Se trata simplemente de no pasar del todo a la nada ni echar por tierra todos los logros conseguidos hasta el momento. Ahí van algunas pautas para que no tengas que empezar el año nuevo desde cero.

1. Ni por asomo te borres del gym

Ya sabemos que irás bastante menos de lo habitual. Pero eso ya es más que nada. Además, durante este periodo de vacaciones es cuando más lo vas a necesitar, ya que tendrás que compensar todas las calorías extra con un entrenamiento especial para sobrellevar la Navidad. ¡Un HIIT es una buena opción!

2. Sácale partido a tu cinta o elíptica

Si tienes una cinta de correr o una elíptica en casa, es el momento de sacarle el máximo partido. Realiza breves sesiones de cardio por la mañana que aceleren tu metabolismo y te mantengan activo durante el resto del día.

3. Estrena lo que le has pedido a Papá Noel

Ese set de barra y discos que te han traído te servirá para montar tu propio gimnasio en casa. Eres todo un experto y sabes que puedes sacarle mucho partido con pequeñas rutinas HIIT que mantendrán activo tu organismo incluso en las horas sucesivas a tus entrenamientos.

4. Evita saltarte comidas

Haz pequeños tentempiés durante el día para no llegar hambriento a las comidas navideñas; de esta manera evitarás que tu cuerpo entre en modo ahorro y realice reserva de energía. Si te es complicado acceder a un snack sano porque pasas todo el día fuera recurre a echar en tu macuto una barrita energética como solución para mantener tu organismo entretenido.

5. Escoge con cabeza

Durante las comidas, trata de escoger del menú aquellos alimentos que más te gusten y que sean de proteína baja en grasa. Es preferible que te infles a salmón o jamón que, por ejemplo, a foie o quesos.Toma alimentos saludables en abundancia para saciarte y no caer en la tentación de comer postres o dulces demasiado azucarados.

Por último, piensa que la Navidad es sólo una quincena y que no merece la pena volverse loco. Vívela deportivamente e intenta encontrar un equilibrio: puedes dejarte llevar, pero sin echar por la borda todo lo conseguido hasta el momento.