Tres variaciones de la clásica sentadilla

Porque cambiar de estímulos es asegurar el éxito
Ivo Salleras -
Tres variaciones de la clásica sentadilla
Tres variaciones de la clásica sentadilla

Variación 1

Sentadilla con el peso corporal y aducción de piernas

· Enrolla una minibanda de 50 cm alrededor de las piernas y colócala justo debajo de las rodillas.
· Al realizar la sentadilla, empuja con las rodillas hacia fuera.
· Si las rodillas caen hacia dentro en las sentadillas, eso significa que las caderas sufren una debilidad manifiesta. Pero hay buenas noticias: empujar hacia fuera contra la resistencia de una banda ayuda a activar y reforzar esa musculatura tan importante.
· Durante el movimiento, las rodillas deben permanecer encima del centro de los pies.

Variación 2

Sentadilla contra la pared con el peso corporal

· Apóyate contra una pared con los pies adelantados medio metro y separados a la anchura de los hombros.
· Dobla un poco las rodillas, sin perder el contacto de la espalda con la pared, para descender el cuerpo unos centímetros. Aguanta en esa posición de 5 a 10 segundos.
· Continúa bajando el cuerpo unos cuantos centímetros cada vez, un total de cuatro veces. La cara superior de los muslos debe acabar en el plano paralelo al suelo o por debajo.
· Una vez hayas realizado las 5 pausas, ponte de pie y descansa. Considera todo el proceso como una sola serie.
· Aguanta en cada posición de 5 a 10 segundos.

Variación 3

Sentadilla prisionero

· Coloca las manos en la nuca, como si te hubiesen arrestado. Tira los codos y los hombros hacia atrás. Saca pecho hacia delante.
· Atrasa las caderas y baja.

Artículo relacionado: Por qué deberías hacer sentadillas profundas todos los días.

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...