Un entrenamiento pirata

Zach McGowan, protagonista de la serie de piratas ‘Black Sails’, no va al gym, no desayuna y no hace pesas, y tiene un cuerpo así. ¡Tú también puedes!
Juan Ojeda -
Un entrenamiento pirata
Un entrenamiento pirata

Cuando Zach McGowan llegó a Sudáfrica para preparar su papel en Black Sails (emitida en España en el Canal TNT), los productores le dejaron claro qué aspecto debía tener. “Querían un hombre fibrado, con un cuerpo que pareciera forjado a base de mucho trabajo, no de entrenar con pesas”, comenta McGowan, quien encarna al capitán Charles Vane en esta serie de piratas. Para McGowan, aquello eliminaba el gimnasio. “Cuando hago pesas, gano masa muscular rápidamente –dice el actor–. Por eso decidí entrenar igual que en mi casa, haciendo mucho cardio y ejercicios con el peso corporal”.

Empieza el día corriendo entre 15 y 20 kilómetros. “Paro cuatro veces para hacer 50 dominadas, 100 flexiones de brazos, 30 flexiones invertidas y todos los abdominales invertidos que pueda –comenta–. Los dos últimos ejercicios garantizan un core de acero”.

Y quién mejor para decir eso que un tío que graba todas sus escenas de acción. “Ensayamos cada toma peligrosa hasta 100 veces –dice–. Estiramientos, luchas con espada, peleas a puñetazos, coreografías de acción... Es como aprender un baile complicado, y un entrenamiento sensacional”.

Para tener energía y no ganar peso, lleva un régimen de alimentación estricto. “Solo como entre mediodía y las 8 de la tarde. Hago dos comidas diarias, una ligera y otra abundante con mucha proteína, lácteos, verduras, fruta y grasas”, comenta. Él la llama la “dieta del león”. Se basa en el concepto de ayuno intermitente, que, según varios estudios, ayuda a quemar grasa
y ganar músculo. “Mi cuerpo responde – asegura–. Al fin y al cabo, el fitness consiste en eso: encontrar lo que a ti te funciona”.

Publicidad

Funde la grasa en cualquier sitio

Sigue el ejemplo del actor y suda la gota gorda con este circuito de ejercicios con peso corporal. Hazlos en el orden indicado, con 1 minuto de comba después de cada uno. Completa 3 circuitos.

 

1. Flexiones

En la posición de flexiones con las manos un poco más separadas que el ancho de los hombros, baja el cuerpo hasta casi tocar el suelo con el pecho. Aguanta un instante y regresa a la posición inicial. Haz 20 repeticiones.

Publicidad

2. Sentadilla split con salto

Adelanta el pie izquierdo y baja el cuerpo hasta que las piernas estén flexionadas en ángulo recto. Salta en vertical. Aterriza con el pie derecho adelantado. Cambia de pie con cada salto. Haz 20 repeticiones.

Publicidad

3. Zancada cruzada

Junta las manos frente al pecho. Cruza el pie derecho por detrás del cuerpo a la vez que te agachas para hacer la zancada. Incorpórate y repite con la otra pierna. Alterna. Haz 10 repeticiones por cada lado (20 en total).

Publicidad

4. Puente de glúteos

Boca arriba con la pierna derecha flexionada y la izquierda extendida y alineada con el muslo derecho, eleva las caderas. Aguanta y regresa despacio a la posición inicial. Haz 10 repeticiones y cambia de pierna.

Publicidad

5. Puente con rotación

Ponte en la posición de flexiones pero apoyado sobre los antebrazos. Gira el tronco hacia arriba por la derecha. Repite por la izquierda y continúa alternando. Haz 5 repeticiones por cada lado (10 en total).

Publicidad
Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...