¿Listo para correr? ¡Descúbrelo!

Estrenamos sección probando el Running Lab de ASICS, el lugar idóneo para averiguar qué tan buen runner puedes llegar a ser.
Julio César Ortega -
¿Listo para correr? ¡Descúbrelo!
¿Listo para correr? ¡Descúbrelo!

Siempre había querido hacerme uno de esos test tan completos a los que se someten los deportistas de élite. Y cuando me enteré de que ASICS llevaba a cabo la prueba para corredores en su flagship store de Barcelona, allá que me lancé. ¿Podría hacer del running mi deporte favorito y sobrevivir? Para salir de dudas, Albert Rodríguez Sancho, manager del Running Lab de ASICS, licenciado en INEF y diplomado en fisioterapia, me ha hecho una prueba con seis mediciones. ¡Y hay sorpresas!

Si te están entrando ganas de seguir mis pasos, puedes llevar a cabo un análisis integral de la carrera por 200 €, conocer tu umbral anaeróbico por 80 € y averiguar tu estado de forma por 50 €. He aquí mi experiencia:

1) Alineación de las piernas

En qué consiste:

Descalzo y tumbado boca abajo primero y boca arriba después, Albert mide la longitud de cada una de mis piernas. Después me pide que, boca abajo, las flexione por separado y, boca arriba, las estire. También mide el ángulo formado por mi tobillo y la planta de mi pie. Luego me incorporo en el banco para hacer un estiramiento en mariposa.

Mi resultado:

Conclusión:

¡No estoy tan mal como yo pensaba, caramba! La movilidad de mis piernas es correcta, aunque me falta musculatura isquiotibial, cosa habitual en quien trabaja sentado, como un servidor.

Qué debo hacer:

Me tocará curl femoral.

 

> ¿Qué quieres que pongamos a prueba? Haznos tus sugerencias en #campodepruebas o escríbenos a redaccion@menshealth.es

Publicidad
En qué consiste:

Descalzo, Albert me pega unos nodos a lo largo y ancho de cada pie y, por separado, los introduzco en una caja que él cierra. Me quedo quieto. Dentro hay ocho cámaras que harán un escáner en 3D. ¡La ciencia-ficción, a mis pies!

 

 

 

Mis resultados:

Conclusión:

Mi pie izquierdo está dentro de la media, pero mi pie derecho es un poco más grande de lo normal. Mi arco es alto (¡pero si yo tenía los pies planos de niño!), lo que podría dificultar la absorción del impacto de la carrera. En estático, mis pies son ligeramente pronadores.

Qué debo hacer:

Resignarme. Y tener cuidado con la manera en que mi pie amortigua el paso al correr.

 

> ¿Qué quieres que pongamos a prueba? Haznos tus sugerencias en #campodepruebas o escríbenos a redaccion@menshealth.es

Publicidad
En qué consiste:

¡Mi parte preferida! Me miden, me pesan y me colocan sobre una báscula que funciona con impedancia bioeléctrica: una leve corriente no invasiva que analiza las diferentes densidades de mi cuerpo y determina mi composición.

 

 

 

 

Mi resultado:

 Valores

 Mi resultado

 Estándar

 Peso

 72,55 kg.

 57,3 - 77,4 kg.

 Grasa (%)

17,9%

8 - 20%

 Masa grasa

13 kg.

8 - 10,8 kg.

 Masa magra

59,55 kg.

49,3 - 66,6 kg.

 Masa de músculo

56,55 kg.

46,3 - 63,6 kg.

 Índice Masa Corporal (IMC)

23,4

18,5 - 25,0

Conclusión:

Mis valores responden a los de un hombre joven y sano estándar. ¡Al fin y al cabo es lo que soy! Sin embargo, no me vendría nada mal perder un poco de grasa, tanto en valores totales como en porcentuales, ya que la cantidad adecuada de grasa para un corredor oscila en torno al 13%.


Qué debo hacer:

Más ejercicio aeróbico (y menos licencias con la comida los fines de semana, ejem).

 

> ¿Qué quieres que pongamos a prueba? Haznos tus sugerencias en #campodepruebas o escríbenos a redaccion@menshealth.es

Publicidad
En qué consiste:

Tomo asiento en un dinamómetro isoquinético: una máquina en la que extenderé y flexionaré cada pierna por separado haciendo frente a una resistencia.

 

 

 

 

Mis resultados:

Conclusión:

Mis flexores y mis extensores están perfectos. Pero mi pierna derecha es bastante más fuerte que mi pierna izquierda.


Qué debo hacer:

Ejercitar la pierna izquierda. Las sentadillas a una pierna o la elevación de cadera me vendrán bien para compensarlas entre sí.

> ¿Qué quieres que pongamos a prueba? Haznos tus sugerencias en #campodepruebas o escríbenos a redaccion@menshealth.es

Publicidad
En qué consiste:

Albert me pide que corra sobre una cinta con unas zapatillas especiales que él me proporciona. Unas cámaras traseras grabarán mis pies mientras otras delanteras y laterales captarán mi cuerpo entero en movimiento.

 

 

 

Mis resultados:

Conclusión:

mi estilo de carrera, en general, es bueno. Pero tiene algunos defectos: mi frecuencia de paso está dentro de la media, pero mi distancia de paso está por debajo. Mi pie izquierdo es neutro, pero mi pie derecho es muy pronador, además de que tiende a rotar hacia adentro después del empuje, señal de una técnica no depurada. Mis muslos deberían elevarse más en cada paso y mi torso debería rotar menos.

Qué debo hacer:

los fondos de piernas reforzarán mis glúteos. Trabajar mis isquiotibiales y cuádriceps evitará que mi torso siga rotando tanto. Los estiramientos ayudarán a que mis muslos se eleven más en cada zancada. Fortalecer los músculos de mis espinillas, los músculos plantares del pie y correr en una cinta a ritmo suave ante un espejo me ayudará con la rotación interna de mi pie derecho.

 

 

> ¿Qué quieres que pongamos a prueba? Haznos tus sugerencias en #campodepruebas o escríbenos a redaccion@menshealth.es

Publicidad
En qué consiste:

sin bajarme de la cinta, esta vez Albert me coloca un pulsómetro y una máscara conectada a una máquina para saber cuál es mi umbral anaeróbico. Con las mismas pintas que el malo de la última entrega de Batman, corro un total de 13 minutos, de los cuales los dos primeros son de calentamiento a 10 km/h. Luego voy aumentando 0,5 km/h por minuto, hasta alcanzar los 14 km/h.

 

 

Mis resultados:

Conclusión:

la velocidad máxima a la que puedo correr para que la cantidad de lactato que pasa de mis músculos a mi sangre no colapse mi musculatura (umbral anaeróbico) es de 10 km/hora. Si corriese un maratón (y la lograra terminar vivo), mi tiempo aproximado sería de 4 h 27 min. Para una media maratón sería de 1 h 50 min.

Qué debo hacer:

entrenar más. Focalizarme en la velocidad dos veces por semana, aumentando el tiempo un 10% y la velocidad un 5% cada semana; tratar de mejorar mi umbral anaeróbico una vez por semana, y hacer un entrenamiento de larga duración y distancia también una vez cada siete días.

Mejoraré mis resultados. Y vosotros lo veréis.

 

> ¿Qué quieres que pongamos a prueba? Haznos tus sugerencias en #campodepruebas o escríbenos a redaccion@menshealth.es

Publicidad
Te recomendamos

El mejor surfero español sigue en la cresta y protagoniza nuestro especial moda de ju...

Estar afeitado en un festival es un plus a tener muy en cuenta...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

Presentada la Nike Zoom Pegasus Turbo: La mezcla perfecta...

Asegurar a tu mascota y otras muchas cosas que quizá no te has planteado. ¡Ahora es e...

Protegerla no es lo único importante para tu piel este verano...