Carlos Sainz: "La F1 es el único deporte donde no podemos entrenar con el material con el que luego competimos"

Le Coq Sportif se asocia con Renault Sport Team esta temporada por todo lo alto.
Julio César Ortega -
Carlos Sainz: "La F1 es el único deporte donde no podemos entrenar con el material con el que luego competimos"
Carlos Sainz: "La F1 es el único deporte donde no podemos entrenar con el material con el que luego competimos"

La Fórmula 1 se ha puesto gallita. No lo decimos nosotros, es que resulta que Le Coq Sportif ha entrado en este deporte por todo lo alto: asociándose con el equipo Renault. La maison, tradicionalmente asociada al ciclismo o al rugby, sale así de su zona de confort. "Haremos de todo para ellos: camisetas, polos, pantalones, sudaderas... de todo, menos los trajes inífugos", nos explica bromeando el director de marketing de la marca, Patrick Ouyi.

Uno de los beneficiados de esta asociación es el piloto español Carlos Sainz, quien luce esta temporada Le Coq Sportif por todo el mundo mientras pelea (como un gallo) el Mundial de Fórmula 1. "Las sensaciones son muy positivas", explica el piloto madrileño."Todo el mundo en Renault ha trabajado muy duro durante el invierno y el coche es prometedor. Por mi parte, he entrenado muy a conciencia y me encuentro en plena forma… con muchísimas ganas de seguir trabajando duro y desarrollar el coche junto con el equipo". Hablamos con él de su preparación física y de sus retos personales.

Tienes el listón muy alto. El año pasado fue un éxito en muchos aspectos

El año pasado fue muy positivo para mí, es cierto, pero eso no supone un listón. Los años anteriores son sólo una referencia. La clave es ser capaz de centrarte en esta temporada, eso es lo único en lo que pienso. No sirve de nada haber hecho buenas temporadas en años anteriores si este año te relajas y das las cosas por sentado. Obviamente el objetivo es mantener la progresión e ir siempre un pasito más allá.

Le Coq Sportif aparece en la carrocería del nuevo RS18. Háblanos un poco del monoplaza.

El coche apunta muy buenas maneras. Durante los tests pudimos probar diferentes reglajes y poco a poco lo puse a mi gusto. Aún nos queda mucho trabajo por delante, pero sé que el equipo tiene un plan importante para ir desarrollando el coche a lo largo del año. Los sponsors como Le Coq Sportif son importantísimos para dar soporte a todo ese desarrollo y apoyar al equipo.

Además, Le Coq Sportif también suministrará la ropa de los miembros del equipo en pista. ¿Qué es lo que más aprecias en el mono de competición?

Le Coq Sportif ha supuesto un salto de calidad en cuanto a la ropa del equipo y está todo el mundo encantado (con los diseños y con los nuevos materiales). El mono, más concretamente, es sin duda una de las piezas clave de mi equipo. Siempre busco la comodidad y, por ejemplo, cuido mucho dónde se colocan las costuras más duras para evitar los roces cuando estoy dentro del coche.

Dentro del mono se suda mucho. ¿Cómo se evita la deshidratación?

Depende mucho de la carrera, pero sí, hace mucho calor y se suda mucho. ¡En carreras como la de Singapur llegamos a medir casi 60 ºC dentro del mono… y así durante dos horas! La hidratación, por tanto, es clave. Tengo un plan específico para cada carrera. La gente muchas veces piensa que beberse dos litros de agua justo antes de hacer deporte les hidrata, pero no es así. ¡Eso sólo hace que te den ganas de ir al baño…y yo no me lo puedo permitir durante una carrera! La clave es el agua que almacenan tus células y, para cargarlas bien, tienes que empezar a hidratarte unos cuantos días antes de la carrera.

¿Cómo es tu entrenamiento?

Muy intenso y preparado muy a conciencia con mi equipo. No sólo es importante planificar los entrenamientos, sino también los tiempos de descanso y la dieta. Si, además, lo mezclas con los compromisos de sponsors, entrevistas y demás, la pretemporada requiere mucha planificación. Actualmente mezclo muchos tipos de deporte (boxeo, correr, natación, CrossFit, etc) con sesiones de gimnasio y sesiones de karting. La Fórmula 1 es el único deporte del mundo donde los deportistas no podemos entrenar con el material con el que luego competimos. ¡Sería como decirle a un futbolista que no puede tocar un balón hasta el día del partido! Por eso intento hacer un entrenamiento lo más amplio posible.

En F1, ¿cuánto del éxito dirías que depende de la máquina y cuánto del piloto?

No sabría decir un porcentaje, pero es obvio que el coche es determinante. Cuando llegas a esta categoría, todos los pilotos a los que te enfrentas en pista tienen un nivel altísimo de pilotaje (¡si no, no estarían en Fórmula 1!). Por lo tanto, contar con un coche que corra más en recta o pase más rápido por curva que el coche que lleva el de al lado es clave para marcar las diferencias.

Tu gorra gris, que perdiste y luego recuperaste, era famosa. ¿Tienes alguna superstición antes de salir a competir?

No me considero supersticioso en exceso. Lo que sí soy es muy meticuloso en mi rutina antes de subirme al coche, que puede parecer lo mismo. Pero la rutina puede variar dependiendo del circuito, las condiciones meteorológicas, la agenda... Es verdad que siempre me subo al coche por el lado derecho, eso sí.

Hace poco escribiste a tu padre una carta muy emotiva. ¿Cómo ha influido él en ti?

Mi padre ha sido una figura clave en mi vida tanto a nivel personal como profesional. Siempre ha sido un ejemplo a seguir y es una suerte tener a un campeón como él en casa. A nivel profesional he aprendido de él a ser perseverante, a prestar atención hasta al más mínimo detalle y a ser humilde y respetuoso con toda la gente que me rodea y que no siempre se ve “en pantalla” pero que son igual de importantes o más que el resto.

 ¿Por qué circuitos y no rallies?

Cuando era un niño, viví la época de las victorias de Fernando Alonso con muchísima ilusión y me creé un sueño. Desde entonces sólo podía pensar en circuitos y he luchado con todas mis fuerzas para estar en la Fórmula 1. Los rallies me apasionan, como no podía ser de otra manera, pero de momento estoy centrado exclusivamente en mi campeonato.