8 consejos para tu primera carrera

Sigue estos sencillos pasos (y nunca mejor dicho) para superar con éxito tu primera prueba de running.
Martín Iraola -
8 consejos para tu primera carrera
8 consejos para tu primera carrera

1 Previsualiza el recorrido

Correr, ir en bicicleta o dejarse caer con el coche por el recorrido las semanas previas a la carrera es una buena idea para hacer este ensayo mental. De ese modo, puedes visualizar el terreno y las condiciones del recorrido.

2 Calienta bien

Veinte minutos antes de tomar la salida, trota un poco para que la sangre empiece a circular y haz unos estiramientos dinámicos para soltar los músculos.

3 Recuerda el calor

Si vas a competir en verano, no deberías correr carreras largas o de alta intensidad durante las horas de más calor. Y si es al mediodía cuando llevas a cabo tu entrenamiento, elige alguna ruta en sombra. Es importante ajustar el ritmo de zancada cuando el día es caluroso. Es mejor empezar a correr unos segundos más despacio que tu ritmo habitual. De esta forma, si aún te encuentras bien a mitad del camino, podrás acelerar de forma gradual.

4 Empieza en cabeza

¿Te ves en forma? Pues no asumas que todos los corredores son igual de buenos que tú a la hora de ponerse en la salida. Para evitar quedarte bloqueado por corredores más lentos, empieza delante en el grupo de tu ritmo, o en la cola del grupo de un ritmo superior.

5 Coge tu ritmo

Según un estudio publicado en el Journal of Human Evolution, el ritmo de carrera más eficiente son 13,6 km/h. Procura mantener el mismo ritmo durante toda la carrera.

6 Muévete bien

Los brazos deben moverse en la dirección de carrera. Si los balanceas en exceso de lado a lado, el cuerpo adopta malas posturas y la energía se agota rápidamente. El balanceo debe ser hacia el frente.

7 Supera el flato

Si te coge flato, continúa corriendo a ritmo suave y apriétate con los dedos durante 2 o 3 minutos en la zona donde te duela.

8 No te detengas

Después del ejercicio, no te detengas ni descanses inmediatamente. Continúa con el ejercicio a una baja intensidad durante 10-20 minutos. De este modo, podrás acelerar la eliminación de ácido láctico de tus músculos. Este ejercicio de enfriamiento te ayudará a reducir la sensación de rigidez que puedes experimentar después de la carrera.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...