Así fue el Duelo en la Gran Manzana

Josef Ajram o Raúl Gómez. ¿Quién resistió mejor la presión en el Maratón de Nueva York gracias a Tag Heuer?
Men's Health -
Así fue el Duelo en la Gran Manzana
Así fue el Duelo en la Gran Manzana

Que el Maratón de Nueva York es algo especial no lo niega nadie. Seguro que te lo han dicho más de una vez. Pero resulta que este año ha sido más especial de lo habitual. La culpa la tuvieron Josef Ajram y Raúl Gómez, dos valientes que se desplazaron con Tag Heuer hasta la Gran Manzana para batirse en duelo y medir sus fuerzas. La verdad es que cumplieron. Con creces.

 

 

Ambos se esforzaron al máximo y sudaron la gota gorda mientras se iban zampando los 42.195 metros que separan el Puente Verrazano de Central Park. Fue Ajram el que se llevó el gato al agua. Lógico, si lo piensas: lleva metido en esto del running desde hace un buen puñado de años. Aunque esto de las marcas y los tiempos era lo de menos. Lo importante, como se suele decir en estos casos, fue participar.

Gracias a Tag Heuer nuestros dos runners han vivido una experiencia inolvidable. Todo enamorado del running debería poder asaltar la Gran Manzana el primer domingo de cada nuevo noviembre. Está claro que pueden aparecer nuevos maratones atractivos e interesantes. No vamos a negarlo. Pero nada comparable a correr por las calles de Nueva York. Pero...¿Cómo vivieron ellos la experiencia?

 

 

A soltar piernas con ayuda divina! Foto de @jordianguera_photography #run #newyork #nycmarathon

Una foto publicada por Josef Ajram (@josefajram) el 2 de Nov de 2015 a la(s) 2:51 PST

 

Así lo vivió Raúl Gómez

Edad: 32 años

Marca: 4 horas y 1 minuto

"Cuando me vine a vivir a Madrid y asumí que me faltaban los 9 colegas de toda la vida para echar una pachanga de baloncesto, decidí que tenía que buscar un deporte solitario. Me decidí por el running. Desde ese día ya he corrido 7 maratones, decenas de medio maratones, ultra trails y hasta un Ironman. Estoy absolutamente enganchado, es un veneno maravilloso. Y claro, el Maratón de Nueva York es una de esas carreras que todo amante del running está deseando poder correr. Por su ambiente, por la ciudad, por la organización. Y tuve la suerte de que Tag Heuer me dio la oportunidad de ser su embajador junto a Josef Ajram", confiesa. 

"Correr en el mayor plató del mundo es increíble. El ambiente que se vive en Nueva York es absolutamente fascinante, se respira running en cada calle. El día después todo el que ha corrido luce orgulloso la medalla, te invitan en algunos restaurantes, la gente te saluda cual héroe... La ciudad se vuelca ese día con todos los corredores. Disfruté mucho cada kilómetro. No ha sido mi mejor tiempo, de acuerdo, no lo voy a negar, pero la felicidad que sentí cuando finalicé fue como si hubiera batido el récord del mundo. Y eso no se olvida", remarca el entretenedor.

 

 

Así lo vivió Josef Ajram

Edad: 37 años

Marca: 3 horas y 8 minutos

“Me dejé llevar por la inercia de los corredores y me vi corriendo a un ritmo que sabía que me iba a costar mantener los 42km. ¡No podía parar!”, asegura. 

"Ya llevo un buen puñado de años en esto del running (de hecho, la primera vez que me planteé correr seriamente fue en el maratón de Barcelona en el 2002), pero lo de Nueva York es otro mundo. Siempre había oído buenas palabras. Que si el ambiente es increíble, que si algo así hay que experimentarlo una vez en la vida. Llegué con las expectativas muy altas, sin duda. ¿Pero sabes qué? Las superó. Es tremendo ver cómo una ciudad como NY se paraliza para que 50.000 runners corran por sus calles. Es increíble ver las decenas de miles de personas que te animan. He tenido la suerte de viajar por el mundo compitiendo en todo tipo de pruebas pero jamás, jamás, se me ha erizado la piel tantas veces como allí", dice el broker.

"La verdad es que iba con la emoción contenida y muchas ganas de correr. Debería haber encontrado un ritmo que me dejara disfrutar de la experiencia, lo admito. ¡Fui a saco! Todo planteamiento previo se fue al garete tras la salida. En cuanto a mi marca, el tiempo no es malo, sobre todo teniendo en cuenta lo poco que lo trabajé específicamente. Pero qué más da. La marca, en Nueva York, es lo de menos. Al menos para mí", confiesa Ajram.

 

Muerto a 500 metros de meta, que largos se me han hechos los últimos 3km!

Un vídeo publicado por Josef Ajram (@josefajram) el 1 de Nov de 2015 a la(s) 5:26 PST

Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...