La hípica, una opción diferente para disfrutar de la naturaleza

Los caballos, un gran aliado para hacer deporte
MEN'S HEALTH -
La hípica, una opción diferente para disfrutar de la naturaleza
La hípica, una opción diferente para disfrutar de la naturaleza

Con las temperaturas agradables aumentan las ganas de salir al aire libre. Aprovechar el buen tiempo y disfrutar de la naturaleza es una de las buenas opciones que nos plantea esta época del año. Una de las posibilidades que quizás no te hayas planteado es la de montar a caballo. Para conseguir 'dominar' este deporte es importante no tener prisa por aprender y establecer un vínculo entre el animal y tú.

La hípica es un deporte que se puede practicar a cualquier edad y es muy completo, "Lo primero es destinar tiempo al caballo pie a tierra, cuidándolo, limpiádolo, llevándolo del ramal. Eso ayuda mucho a la hora de montarlo", explica Anna Gelabert, profesora y gerente de Hípica Can Melich. La entrenadora tiene claro que es fundamental tener constancia y paciencia: "Encima del caballo hay que mantener una actitud tranquila y calmada. Es importante disfrutar de cada clase, ya que es un deporte en una continúa evolución. Nunca dejas de aprender", sentencia.

En lo que a físico se refiere, la equitación es muy completo y se debe trabajar la espalda y los abdominales, y también reforzar los músculos de las piernas, especialmente los glúteos. Aunque tener un caballo propio sí requiere una inversión alta; las clases y el equipo no son más caros que otras actividades deportivas. Ahí es cuando entra la opción de no tener un caballo en propiedad, y sí usar los de los clubes hípicos. Esto lo convierte en un deporte más asequible. En este sentido es importante que el caballo sea tranquilo y estédomado, para que los jinetes tengan confianza.

¿Cómo es aprender hípica en los primeros meses?

"Como término medio se puede decir que con unas 10-15 clases el alumno será capaz de controlar el caballo y trotar, pero también dependerá mucho de las aptitudes de cada persona. Montar a caballo no es difícil, lo difícil es montar bien y con seguridad, para ello necesitamos clases de equitación con un profesor/a, ya que este nos enseñará todas las ayudas que debemos dar al caballo para realizar los diferentes ejercicios", analiza Anna.

Una vez que tengamos lo básico dominado, llega lo complejo, que es controlar la técnica (monta). "El caballo puede ir al paso, al trote, al galope, o estar en el aire, pero el jinete siempre tiene que estar en equilibrio y con un asiento flexible, permanentemente adaptado a los movimientos del caballo. Con poca técnica, jinete y caballo son dos masas que interactúan y se interfieren recíprocamente. Con buena técnica, jinete y caballo son una sola masa en movimiento", sentencia la profesora. Ahí es donde radica lo más complicado de este deporte.

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...