La tecnología i-ACTIV de Mazda, eficaz en cualquier condición

La firma japonesa nos invitó a comprobarlo de la mano del alpinista Ferran Latorre y el piloto inglés Guy Wilks en el transcurso de la Mazda AWD Experience
Jordi Cabrejas -
La tecnología i-ACTIV de Mazda, eficaz en cualquier condición
La tecnología i-ACTIV de Mazda, eficaz en cualquier condición

Aventura y mucha adrenalina para descubrir la nueva tecnología SKYACTIVE y i-ACTIV AWD. Eso es lo que nos deparó la Mazda AWD Experience que vivimos hace unos días en la fina de Les Comes (Barcelona), una espectacular instalación con 500 hectáreas y un montón de pistas donde disfrutar de la conducción y poner a prueba, como en este caso, la tracción total inteligente de Mazda, que incorporan el CX3 y el CX5, así como el  Mazda 6 Wagon que usamos para llegar hasta el evento desde el Mazda Space.

Los maestros de ceremonias fueron el alpinista catalán Ferran Latorre y el piloto inglés de rallycross Guy Wilks. Con ambos pudimos compartir un buen rato, tanto  al probar los distintos modelos Mazda como en las diversas experiencia que realizamos a lo largo del día (escalada, tirolinas, puentes de cuerdas), y que sirvieron para descubrir desde una óptica diferente cuál es la siempre innovadora filosofía de la marca japonesa aplicada a sus vehículos.

Y nada mejor que un deporte como la escalada para entender qué significa optimizar la fuerza en cada momento, aplicar el agarre necesario en función de la necesidad del próximo paso. Así nos lo explicó el alpinista Ferran Latorre, que aparte de darnos nuestros primeros consejos de escalada, nos equiparó su trabajo a la hora de escalar una cima con las ventajas del sistema de tracción integral inteligente i-ACTIV, que utiliza 27 sensores repartidos por todo el coche y los monitoriza hasta 200 veces por segundo para aplicar la mejor tracción posible en cada momento. En condiciones normales, prácticamente toda la tracción está en las ruedas delanteras. Pero cuando las condiciones cambian, por ejemplo en una superfície deslizante o cuando el coche tiende a patinar, el sistema reparte la tracción entre los ejes para estabilizar el vehículo y optimizar la marcha.

De la misma forma que un alpinista controla en cada segundo dónde tiene cada extremidad y qué fuerza debe aplicar para optimizar la escalada, la tecnología  predictiva i-ACTIVE de Mazda controla la posición, el estado del terreno, la temperatura, la inclinación, la dirección y otros muchos parámetros que ayudan a que el coche esté controlado en todo momento.

Y eso lo pudimos comprobar junto al piloto inglés de rallycross Guy Wilks, que nos dio un par de vueltas a un circuito de tierra a bordo de un CX5 en el que sólo se habían instalado neumáticos especiales para tierra y un protector de bajos, sin duda necesarios ante la fogosidad del piloto, que no tuvo ningún reparo en llevar el coche hasta los límites, para demostrarnos hasta dónde es capaz el propio coche de controlar los derrapajes sobre una superfície deslizante.

No te pierdas esta galería de imágenes con los mejores momentos de la jornada a bordo del Mazda 6 Wagon, el CX3 y el CX5.

Galería relacionada

Mazda AWD Experience

Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...