Cuatro recetas muy marineras

Sumérgete en un mar de beneficios para tu salud.
Javier Montero -
Cuatro recetas muy marineras
Cuatro recetas muy marineras

Espaguetis con anchoas

Intensidad del sabor a pescado: 2/5

Ingredientes (6 raciones)

130 g de anchoas de lata, escurridas y aclaradas
1 diente de ajo, picado
450 g de espaguetis integrales
1 cebolla muy picada
6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de tomate concentrado
20 g de pasas doradas, puestas en remojo en agua templada 10 minutos y escurridas
Un puñado de perejil picado ralladura y zumo de 1 limón
20 g de piñones picados

Preparación

1) Hierve agua con sal. Pica 2 anchoas; machácalas con el ajo. Cuece la pasta hasta al dente. Escúrrela y reserva medio vaso del agua.
2) Calienta el aceite de oliva y saltea la cebolla con sal a fuego fuerte hasta que quede tierna (3-5 minutos). Baja el fuego a potencia media. Añade las anchoas y el concentrado de tomate; deja que cueza 1 minuto, removiendo. Añade 3 cucharadas de agua y remueve. Incorpora las pasas, el resto de las anchoas y la sal. Déjalo 2-3 minutos. Añade la pasta, el agua reservada de la cocción, el perejil, la ralladura y el zumo de limón, y 2 cucharadas de aceite de oliva. Caliéntalo, sazona y decora con los piñones.

Lo que te sorprenderá

Si no has cocinado anchoas, te asombrará ver cómo se disuelven en una salsa cremosa.

Publicidad

Caballa con miso, 'relish' de jalapeño y nabo daikon

Intensidad del sabor a pescado: 3/5

Ingredientes (4 raciones)

20 g de nabo japonés daikon
½ jalapeño pequeño picado
1 diente de ajo picado
Jengibre picado
Ralladura y zumo de limón
Cilantro picado
1 escalonia (sólo los tallos)
1 cucharadita de mirin (condimento japonés)
½ vasito y 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen
½ taza de caldo vegetal
1 cucharada de miso rojo
60 g de mantequilla
4 filetes de caballa
Unos gajos de limón

Preparación

1) En un cuenco mediano, mezcla el nabo, el jalapeño, el ajo, el jengibre, la ralladura y el zumo de limón, el cilantro, la escalonia y el mirin. Ve añadiendo el aceite, removiendo sin parar. Sazona y reserva.
2) En un cazo pequeño, cuece el caldo. Apártalo del fuego y añade el miso y la mantequilla. Reserva. A continuación, precalienta la plancha. Engrasa la caballa con aceite y sazónala por ambos lados. Fríela hasta que se dore (unos 3 minutos por cada lado).
3) Sirve el pescado en 4 cuencos; añade 2 cucharadas de caldo a cada cuenco. Echa por encima el relish y los gajos de limón.

Lo que te sorprenderá

El sabor ahumado del caldo y penetrante del ‘relish’ combinado con el pescado.

Publicidad

Huevos del pescador

Intensidad del sabor a pescado: 3/5

Ingredientes (2 raciones)

1 lata de sardinas en aceite desmigadas, reservando el aceite
1 escalonia pequeña, cortada a rodajas finas
2 cucharadas de perejil muy picado
2 dientes de ajo picados
4 huevos
Salsa picante

Preparación

1) Precalienta el horno a 260 ºC y calienta una bandeja. En un cuenco, mezcla las sardinas con su aceite y la escalonia, el perejil y el ajo; añade pimienta al gusto. Retira con cuidado la bandeja del horno y mete dentro las sardinas con su aderezo. Hornéalas hasta que el ajo quede tierno (6 minutos).

2) Saca la bandeja. Casca los huevos con cuidado y échalos sobre el pescado. Sazona y vuelve a meter la bandeja en el horno. Hornea hasta que las claras cuajen (5-7 minutos). Retira el plato y espera 5 minutos para que los huevos acaben de hacerse. Acompáñalos de salsa picante.

Lo que te sorprenderá

Las sardinas tienen unos 20 g de proteínas por lata, así que se trata de un plato que sacia muchísimo.

Publicidad

‘Smørrebrød’ con arenque encurtido

Intensidad del sabor a pescado: 5/5

Ingredientes (1 ración)

1 rebanada de pan danés de centeno
1 hoja grande de lechuga romana
1 rodaja de tomate
1 rodaja de cebolla
1 rábano a rodajas finas
1 lata de arenque en salsa de vino (usa 4-6 filetes)
Un poco de eneldo y perejil frescos

Preparación

1) Pon la hoja de lechuga encima del pan y luego el tomate y la cebolla, las rodajas de rábano, los trozos de arenque, el eneldo y el perejil, en ese orden. Sazona con sal marina y pimienta recién molida, si quieres. Sirve el bocadillo con cuchillo y tenedor, o cómetelo con las manos si te apetece

Estos bocadillos daneses pueden tener coberturas variadas. Ponte creativo y prueba con brotes de verduras, remolacha encurtida a rodajas, alcaparras, cebollino, rodajas de manzana verde, de pepino, de huevo duro o huevas de arenque.

Publicidad
Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...